Los autobuses del futuro


Menos ruido, menos consumo de combustible y menos emisión de gases son las ventajas principales de los vehículos híbridos que comienzan a comercializarse en el mercado de forma más asidua. El transporte público quiere ganar la batalla a y por ello debe invertir en futuro.
La Empresa Malagueña de Transportes(EMT) en Málaga lo tiene claro. Prueba de ello son los ensayos que realizó durante toda la pasada semana con dos fabricantes distintos de autobuses híbridos:Volvo y Castrua. Ambos modelos contaban con un motor diésel y uno eléctrico, para alternar, de forma selectiva, en función de las características de la vía, tal y como explicó el subdirector gerente adjunto de la EMT, Manuel León: «hemos probado distintas líneas, algunas de más tráfico, otras de fuertes pendientes y otras incluso que pasan por tramos de autovía, como la de Campanillas».
De esta forma, los responsables de la EMT han sacado conclusiones sobre el motor más conveniente a utilizar en medianas y largas distancias o en zonas metropolitanas. Valorando así, la reducción del consumo y la emisión de gases contaminantes, que según informó el director gerente de la EMT, Miguel Ruiz, «desciende entre un 30 y un 40 por ciento». Con lo cual, se plantean añadir a su flota autobuses híbridos en las próximas renovaciones que acontezcan en la empresa de transportes.
Cada año, la EMT cambia entre el 10 y 15 por ciento de su flota que actualmente está compuesta por 272 autobuses, de los cuales uno es eléctrico, 50 utilizan Euro 5 blue, que no provoca emisiones de CO2 y el resto usan biocombustibles. «La idea es renovar la flota continuamente para ofrecer más calidad a los clientes, ahorrar en el gasto económico de combustible y además colaborar con la sostenibilidad en el Medio Ambiente», afirmó Ruiz.
Según recalcó el director gerente de la EMT, «el híbrido es el coche del futuro, al menos de los próximos 20 o 30 años, porque el hidrógeno sigue siendo aún caro».
La muestra de los dos modelos híbridos de autobuses, uno de propulsión paralela y otro con un sistema en serie, se produjo en la mañana de ayer en la Plaza de la Marina, con motivo de las distintas actividades que el Ayuntamiento de Málagas a llevado a cabo a lo largo de los últimos días con motivo de la Semana de la Movilidad.
Semana de la Movilidad
El concejal de Movilidad, Raúl López también acudió a la exposición que se complementaba con un autobús eléctrico, uno estándar de última generación y uno histórico de hace 30 años, aproximadamente, en cuyo interior se expuso una muestra retrospectiva del transporte en la ciudad. Como dato curioso, la primera imagen databa del año 1953.
López señaló «el ejemplo de las nuevas tecnologías en el trasporte urbano», ya que se trata de un sistema que aún no está instaurado en ninguna ciudad española. También añadió que, desde el Consistorio, la idea es adquirir este tipo de vehículos, «de forma sosegada», dado el coste que conllevan, «100.00 euros más que los anteriores», aclaró el concejal.
En la exposición que acogió la Plaza de la Marina en la mañana de ayer, también hubo varios taxis, como otro ejemplo de trasporte público. Alguno de los modelos eran híbridos, como el vehículo de José Antonio González, que lo adquirió hace un año y medio y se mostró muy contento con el cambio. «Menos consumo de combustible, más comodidad para el cliente que te dice que no se escucha el coche y a la larga más económico porque con las ayudas, el precio no es demasiado elevado».
El Ayuntamiento de Málaga ha realizado distintas actividades a lo largo de la semana bajo el lema: 'Desplázate de forma eficiente: ¡mejora tu movilidad!'. Promoción de los desplazamientos en bicicleta al centro de trabajo o al colegio, aparcamiento gratis para los vehículos ecológicos, o cursos de conducción eficiente, entre otros, han sido algunas de las iniciativas para potenciar el transporte público o en bici en la décima edición de la Semana Europea de la Movilidad que concluye mañana con un paseo en patines.