Alcaldes del PP exigen a la Junta la derogación del POTA para reactivar la economía

Alcaldes del PP exigen a la Junta la derogación del POTA para reactivar la economía
Foto: EUROPA PRESS

MÁLAGA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, y los alcaldes de la formación en la provincia han exigido este lunes a la Junta la derogación del Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) y de los planeamientos subregionales como medida para impulsar la construcción, contribuyendo así a reactivar la economía y a generar puestos de trabajo.

Bendodo ha advertido de que Andalucía no saldrá de la crisis "mientras esta normativa siga frenando el crecimiento de la Comunidad", por lo que no ha considerado suficientes las medidas anunciadas la semana pasada por la presidenta de la Junta, Susana Díaz, para relanzar la construcción, tales como la agilización de la tramitación de los planes generales y la revisión de normativas como la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA).

Así lo ha expresado el también presidente de la Diputación de Málaga en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por el responsable del Consejo de Alcaldes del PP malagueño y primer edil de Estepona, José María García Urbano, y los regidores de Mijas, Ángel Nozal; Fuengirola, Esperanza Oña; Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, y Carratraca, Marian Fernández.

"Susana Díaz anuncia muchas medidas, pero nunca las ha acompañado de hechos", ha advertido Bendodo, incidiendo en la necesidad de que "adapte urgentemente las leyes urbanísticas andaluzas para reactivar la economía". Al respecto, ha dejado claro que es preciso "adecuar las normas a nuestro territorio y no al revés".

Para el líder de los 'populares' malagueños, "el bombero no puede ser pirómano y luego intentar apagar el fuego; no se puede soplar y sorber al mismo tiempo, que es lo que intenta hacer la presidenta de la Junta". "El PSOE toleró el descontrol, miró hacia otro lado y después, queriendo enmendar ese error, aplicó una maraña de leyes, que lo que ha hecho es asfixiar el crecimiento", ha denunciado.

Según Bendodo, "el entramado legislativo creado por la Junta para demonizar la construcción ha afectado a este sector". Así, ha considerado que cuestiones tan importantes como la recuperación económica, el empleo y el crecimiento "pasan por la construcción, por lo que es importante detenernos en el urbanismo y propiciar una reactivación que el PSOE lleva años impidiendo de forma inexplicable".

"Para corregir la actual situación no basta con agilizar los PGOU, ya que están sujetos al POTA, que es lo que de verdad frena el desarrollo", ha aseverado Bendodo, quien ha sostenido que "si de verdad la Junta quiere reactivar la construcción y revitalizar el urbanismo, es necesario afrontar el problema con firmeza, no con gestos tibios de cara a la galería".

Ha manifestado que hechos como que todos los planes generales de la provincia tarden una media de ocho años en tramitarse y que la vigencia de la mayoría sea de entre ocho y 10 años hacen que "entren en vigor cuando están prácticamente obsoletos y las necesidades urbanísticas del municipio en cuestión han cambiado completamente".

"Hay trámites que necesitan permisos de más de cinco áreas distintas por culpa de un POTA restrictivo y nada flexible que ahora Díaz parece que intenta solventar prometiendo una agilización, a nuestro parecer, insuficiente", ha criticado Bendodo, quien ha lamentado que la fotografía del urbanismo en Málaga sea la paralización, "problema que se agrava a medida que afloran nuevas normativas, como el Decreto Litoral".

En este sentido, el presidente del PP malagueño ha señalado que "la peor consecuencia no es el retraso, sino el agujero económico que ocasiona esta situación". "Estamos hablando de pérdidas millonarias que seguirán produciéndose mientras Susana Díaz no actúe con rapidez", ha recalcado.

Por ello, los 'populares' han propuesto una simplificación del "laberinto legal" en el que se ha convertido el urbanismo en Andalucía, y que pasa por la derogación del POTA y la retirada del Decreto del Litoral, paralizado por el Tribunal Constitucional ante el recurso presentado por el PP.

Por último, Bendodo ha reclamado a Díaz mayor inversión en obra pública "si de verdad quiere propiciar un cambio en el sector de la construcción", ya que "en la provincia de Málaga en 2013 se invirtió en este capítulo un total de 51,6 millones, lo que nos deja a niveles de 2001".

Por su parte, los alcaldes han expuesto algunos ejemplos de las consecuencias de la actual normativa urbanística en Andalucía, como los siete años que se han tardado en tramitar el PGOU de Fuengirola; las dificultades de Carratraca "para mover un ladrillo" al ser Bien de Interés Cultural (BIC); los siete meses que ha esperado un vecino de Mijas para cambiar su bañera por un plato de ducha; la paralización desde 2010 de la ciudad aeroportuaria en Alhaurín de la Torre, o la imposibilidad de Estepona para modificar su PGOU por las restricciones del POTA.

ALCALDES

En concreto, la alcaldesa de Fuengirola se ha preguntado, teniendo en cuenta el largo proceso de aprobación de su PGOU, "cuántas inversiones se fueron al garete y cuántos puestos de trabajo la Junta tiró sin ningún tipo de consideración". Según ha advertido Oña, "esta tardanza la está haciendo el PSOE, el mismo partido que ahora anuncia que no se va a producir esa demora".

El regidor de Alhaurín de la Torre ha criticado que "cuando se aprueba un PGOU después de nueve años ya está obsoleto", y ha dicho no creer en las palabras de la presidenta de la Junta. Ha dudado, de hecho, de que, por parte del Gobierno andaluz, la tramitación de los planes urbanísticos pueda reducirse a tres meses.

Por su parte, el alcalde de Estepona ha afirmado que esos tres meses que se recogerán en el decreto anunciado por Díaz "siguen siendo un plazo tremendo para hacer un informe que se hace en dos o cuatro horas". "Los plazos pueden acortarse", ha asegurado, al tiempo que ha defendido "la autonomía local".

El primer edil de Mijas ha apuntado que "si quisiéramos regularizar nuestro PGOU y hacer uno adaptado al siglo XXI, tendríamos que descalificar tanto suelo sectorizado que no podríamos pagar las indemnizaciones ni en 100 años".

A juicio de Nozal, el POTA "es incongruente, absurdo y resta autonomía a los municipios, pero tampoco se plantea resolver los problemas de los territorios". Por ello, ha indicado que los anuncios de la jefa del Ejecutivo andaluz no son más que "cantos al sol".