Desarticulada una organización que robaba con alunizaje en tiendas de telefonía


Desarticulada una organización que robaba con alunizaje en tiendas de telefonía
Desarticulada una organización que robaba con alunizaje en tiendas de telefonía

CÁDIZ, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han llevado a cabo de forma conjunta la 'operación Alucina', en la que se ha detenido en Cádiz y Ceuta a 25 personas y se ha imputado a otras 19, supuestos integrantes de un grupo perfectamente organizado responsable de robar en tiendas de telefonía móvil mediante el método de alunizaje.

Según ha indicado el Cuerpo Nacional de Policía en un comunicado, a los detenidos --a los que se les imputan los supuestos delitos de robo con fuerza, pertenencia a grupo organizado, falsificación de documentos, daños y receptación--, se les atribuye la comisión de 23 robos cometidos en tiendas de las provincias de Cádiz y Málaga desde julio del pasado año.

Se han practicado seis registros domiciliarios en las localidades gaditanas de Algeciras, San Roque y Los Barrios y en Ceuta y otros tres registros en locutorios, donde se distribuían algunos de los terminales sustraídos. En total se han recuperado 50 móviles y 14 vehículos robados, que eran utilizados por la organización para cometer los asaltos.

Las primeras pesquisas tuvieron lugar a raíz de varios robos cometidos en tiendas de telefonía móvil en las que se utilizaba el mismo modo de actuar. Tras un intercambio de información entre los cuerpos policiales se estableció un dispositivo conjunto para averiguar el paradero de los responsables de la organización, así como del resto de los beneficiarios y miembros de esta red.

Fruto de las investigaciones se pudo constatar que el grupo organizado estaba distribuido por diferentes puntos de la Costa del Sol, ya que los robos se efectuaban en tiendas del Campo de Gibraltar y poblaciones de la serranía gaditana.

'MODUS OPERANDI'

El modo de actuar de esta organización criminal era muy similar en todos los robos que cometían, ya que en el 95 por ciento de los casos era en establecimientos comerciales de una conocida cadena. El 'modus operandi' utilizado consistía en romper las cristaleras y acceder al interior de los comercios mediante el alunizaje con un vehículo. Además, usaban ropa deportiva y ocultaban sus rostros para evitar ser reconocidos.

Una vez robada la mercancía utilizaban sacos de arpilleras plásticas para transportar los efectos sustraídos y huían del lugar en vehículos que previamente habían robado. Posteriormente, los vehículos robados eran estacionados correctamente en la vía pública, donde, si no eran descubiertos, volvían a usar en días posteriores para cometer otros robos.

Además, los teléfonos robados eran utilizados, en la mayoría de las ocasiones, por personas con residencia en Algeciras y Los Barrios (Cádiz) que tenían conexiones directas o indirectas con los supuestos autores de los robos. Algunos de los terminales eran activados con tarjetas de telefonía con identidades falsas en las horas posteriores a su sustracción.

Destaca la Policía que los supuestos cabecillas de la organización eran "conocidos delincuentes" de la zona, con numerosos antecedentes policiales y detenciones.

La operación ha sido dirigida por el Juzgado número 3 de Algeciras y desarrollada por agentes de la UDEV II pertenecientes a la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Algeciras en colaboración con la Unidad Orgánica de Policía Judicial (Equipo de Patrimonio) de la Comandancia de la Guardia Civil de Algeciras.