Júzcar ya tiene el título de primer pueblo pitufo

juzcar pitufos
Júzcar

«Es como si nos hubiese tocado la lotería, nunca hemos tenido tanto ambiente y tantos visitantes», comentaba ayer el alcalde de Júzcar (o papá pitufo, como ya lo llaman sus vecinos), David Fernández.

Y es que este municipio serrano, enclavado en el Alto Genal, se convirtió ayer el el primer pueblo pitufo del mundo, ya que este enclave fue elegido por Sony Pictures para la presentación internacional de la película en 3D que se ha realizado sobre estos pequeños seres azules que viven en el bosque.

Durante las últimas semanas, para dar el ambiente apropiado, la productora ha pintado de azul todas las casas del pueblo, incluido el Ayuntamiento, la iglesia y hasta el cementerio. Una labor que ha sido realizada por más de veinte parados del pueblo. «La verdad es que, además de que han pagado bien, me he divertido mucho haciendo este trabajo», relató Rubi Corcorán, una de las jóvenes que han cogido la brocha para cambiar el color de las calles y plazas.

De momento, el azul permanecerá en las fachadas hasta el próximo mes de septiembre, cuando volverán a realizar un referéndum para decidir si se vuelve al tradicional blanco de la Serranía, o el color pitufo sigue durante más tiempo.

Y es que este cambio de imagen que se ha producido en Júzcar ha supuesto importantes beneficios económicos para sus moradores, que han visto cómo en las últimas semanas las ventas en los bares y tiendas se han multiplicado hasta por veinte. Se han acercado tantos turistas que hasta en el restaurante han confeccionado un económico menú pitufo, elaborado con los ricos productos de la tierra.
Pero ayer, decenas de periodistas de todo el mundo llenaron las calles en un día que fue festivo para sus vecinos, así como para los alumnos de los seis colegios del Alto Genal, que por un día suspendieron las clases para vestirse como los diminutos y simpáticos duendecillos que viven y forman parte de la naturaleza y promueven el respeto y el cuidado por el medio ambiente.

Hasta uno de los vecinos se prestó para convertirse en el temible Gargamel, que con túnica negra y gato en sus manos perseguía por las calles a los indefensos pitufos. «Al principio, cuando me lo propusieron no me hizo mucha gracia, pero ahora me lo estoy pasando pipa», comentó Bartolomé Fernández, el lugareño que hizo el papel de malvado.

Javier Cotilla vive desde hace seis años fuera del pueblo y ahora ha regresado para participar en la fiesta de los pitufos. «La verdad es que cuando llegué y vi todas las casas azules me llevé una sorpresa, pero ahora me he acostumbrado y hasta me gusta».

En la plaza del pueblo, junto al Ayuntamiento y la Iglesia, únicamente faltó ayer la alfombra roja, ya que las cámaras y los flashes recordaron a los vecinos que se trataba de un evento mundial. Fue la popular presentadora y modelo Eva González la encargada de dirigir la presentación y posteriormente, el alcalde y el director general de Sony Pictures en España, Iván Losada, descubrieron la placa conmemorativa en la que se nombraba a Júzcar como el primer pueblo pitufo del mundo.

Los Pitufos en 3D se estrenará en agosto en España, aunque antes, el 25 de junio, se celebrará el Día Internacional de los Pitufos al ser el cumpleaños de su creador, Peyo. Doce países competirán para conseguir ese día el récord Guinness de personas disfrazadas de pitufos: Bélgica, Grecia, Holanda, Irlanda, Líbano, México, Panamá, Polonia, Rusia, Sudáfrica, Estados Unidos e Inglaterra.
Mientras tanto, los duendecillos azules se pasean por Júzcar.