El Málaga vuelve a hacer historia con el fichaje de Cazorla por unos 20 millones


El Málaga ya es una gran equipo. Aunque parezca mentira, ayer cerró un acuerdo con el Villarreal para el fichaje de Santi Cazorla, un futbolista internacional que ofrece el salto de calidad definitivo al proyecto del jeque Abdullah Al-Thani. Es previsible que hoy mismo se firmen los documentos para que el jugador, de 26 años, pueda pasar de inmediato el reconocimiento médico y se incorpore a la concentración de su nuevo equipo en Holanda. La afición blanquiazul ya tiene la guinda del pastel, el regalo que esperaba del presidente de la entidad. Se situará en el grupo de los mejor pagados de la plantilla y se comprometerá para las próximas cinco temporadas, en las que también tendrá como objetivo afianzarse como uno de los principales integrantes de la selección española.

El éxito se ha convertido en una costumbre a la hora de resolver las gestiones de la entidad en la última etapa de la entidad. Las negociaciones llegaron a buen puerto después de varios días de ofertas y contraofertas. Los dirigentes, una vez más, consiguieron cerrar un compromiso (todavía es verbal) de una forma nítida, clara y muy favorable para la entidad. El Málaga apenas ha variado su postura en relación al precio del fichaje, lo que sitúa la operación en una cifra próxima a los 20 millones de euros, sin más incrementos por objetivos, según pudo saber este periódico.

La solvencia económica del jeque ha permitido al club de Martiricos hacerse con nada menos que nueve fichajes de máximo nivel, sumando una inversión final cercana a los 60 millones de euros en el mercado invernal y Buonanotte (se cerró en enero, pero se ha incorporado ahora), pero también está siendo fundamental en este periodo de fichajes el trabajo que están desarrollando de una forma directa y brillante el consejero José Carlos Pérez, que es el encargado de cerrar todas las contrataciones, y el director deportivo de la entidad, Antonio Fernández.

Apuesta y salto de calidad

El Málaga, de esta forma, vive hoy un nuevo momento histórico. La rúbrica de este compromiso coloca al club en un escalón todavía más alto en el panorama futbolístico nacional y supone una apuesta definitiva por ocupar las plazas de privilegio en la clasificación cara a la próxima temporada. El fichaje de Cazorla se enmarca entre los más grandes de jugadores españoles de todos los tiempos.

La idea de fichar a Cazorla nació en el Málaga hace más de un mes. Los dirigentes de la entidad sondearon esta posibilidad después de recibir el apoyo expreso de Manuel Pellegrini, que conoce y desea incorporar a este futbolista asturiano. Las opciones de hacerse con el jugador eran mínimas, tanto por las pretensiones del Villarreal como por las del propio futbolista. Era el comienzo de la planificación malaguista, por lo que todavía no estaba concretada la plantilla que finalmente ha confeccionado la entidad.

Nunca descartaron en el Málaga la posibilidad de fichar a Cazorla, pero hubo dos semanas después de conversar con el agente del jugador que pocos pensaban que hubiera alguna posibilidad real de hacerse con el centrocampista. De hecho, el club completó su plantilla, con al menos dos jugadores por puesto sin centrarse en esta incorporación. Seguían abiertos a la opción del jugador del Villarreal, aunque sin gran convicción. Hasta que llegó la ofensiva final de hace unos días.

Todo comenzó el jueves con la cita en Madrid entre los representantes de ambos clubes. Los deseos de negociar eran mutuos, lo que ya auguraba un nuevo panorama. Las diferencias eran importantes, pero ya el mismo jueves hubo un acercamiento inesperado. Y con el paso de los días la proximidad ha sido mayor hasta llegar al acuerdo verbal de ayer. En domingo, en la víspera del viaje a Holanda de la plantilla, los dirigentes del club quisieron sentenciar una planificación que ha sido realmente impecable. Solo cabía la posibilidad de esta incorporación, ya que el club nunca se planteó otras opciones que le presentaron.

Plantilla cerrada

La plantilla ya estaba muy compensada en todas sus líneas sin Cazorla, por lo que la llegada de esta nueva estrella ofrece un plus de calidad que permitirá al entrenador disponer cada semana de un once con todas las garantías. Cuando firme el asturiano, el equipo tendrá veintitrés fichas, más los tres jugadores del filial que pertenecen a la primera plantilla (Recio, Portillo y Juanmi). Estará en los límites previstos por el cuerpo técnico y la entidad cara a una temporada larga, en la que se pretende brillar tanto en la Liga como en la Copa del Rey.

La firma de los documentos, siempre que no haya ningún problema de última hora, se realizará esta misma mañana, antes de que la expedición malaguista parta para Holanda. Cazorla jugó ayer en Alemania con el Villarreal (disputó el segundo tiempo), pero regresará de inmediato. A partir de ahí deberá desplazarse a Málaga para cerrar la operación y pasar el reconocimiento médico. También es probable que sea presentado y se desplace con el resto de sus futuros compañeros lo antes posible. La jornada de hoy, sin duda, será clave.