¿Cuándo jugará el Málaga?

julio baptista

A partir de mediados de agosto la noticia de cada semana en torno al Málaga tal vez no sea la alineación que elija Manuel Pellegrini. O los descartes. O la entidad del rival. La gran pregunta desde la víspera del comienzo del campeonato liguera será: ¿cuándo juega el Málaga? Al ambicioso proyecto pergeñado en los últimos meses y culminado con la incorporación de siete jugadores (por ahora), que lo convierte en un equipo con enorme tirón, se suma el nuevo marco televisivo, que incluye nueve horarios distintos y, salvo sorpresa, la novedad de que un encuentro se dispute el domingo al mediodía. La tradición de los partidos a las cinco de la tarde pasa a mejor vida, pero aun así las previsiones indican que el cuadro blanquiazul jugará con más frecuencia el sábado por la noche, en abierto, y también el lunes.

Una asamblea definitiva

Hace tiempo que el fútbol dejó de estar en manos de los clubes, de la Liga Profesional (LFP). Los ingresos televisivos suponen para muchos un tercio o un 40 por ciento de la partida total, así que el propietario de los derechos de explotación manda e impone. Antes le tocaba a Audiovisual Sport (para que se entienda, Canal Plus, Prisa) y, después de una guerra sin cuartel con demandas y hasta duplicidad de horarios fijados, ahora el turno es para Mediapro (Gol Televisión, La Sexta, el empresario catalán Jaume Roures). Esta última compañía va de la mano de la LFP, y el nuevo modelo de transmisiones televisivas va viento en popa a toda vela. Debe ser ratificado mañana, en la asamblea de la patronal de clubes (al día siguiente será la de la Federación Española con el sorteo del calendario), y parece que existe consenso para darle la vuelta al calcetín.

Ensayo positivo

El Málaga, a través de su anteriores dirigentes (Fernando Sanz y Luis Yáñez), fue uno de los que promovieron hace tres años la iniciativa de retrasar un partido al lunes y adelantar otro al viernes. Se buscaba diversificar el producto para darle más valor. A más porciones de tarta, más opciones de venta de paquetes individuales para España y el extranjero. Ahora se busca dar otra vuelta de tuerca para que, como sucede por ejemplo en Portugal, solo coincidan en horario dos encuentros. Los ocho restantes irán en solitario para tratar de elevar los ingresos.

¿Por qué ahora?

El fútbol español vive un momento harto complicado. Los clubes modestos están en un 95 por ciento en quiebra, y los que compiten en categoría profesional (Primera y Segunda) han debido recurrir tarde o temprano en su mayoría a un proceso concursal. Esta argucia legal constituye de facto un segundo proyecto de saneamiento, como el que auspició el Estado en 1992 y que acabó por provocar la desaparición del Club Deportivo Málaga. Pero además existen otros dos motivos de peso para la creación de un nuevo modelo televisivo. El primero es la actitud del Gobierno, que frenó en seco la anulación del partido en abierto (derivado de la 'ley Cascos' sobre transmisiones de interés general) pese a la amenaza de huelga de los clubes. El segundo, los datos que avalan que en el mercado asiático la Liga española es la más seguida, pero no la que genera más ingresos de explotación, básicamente por la diferencia horaria.

El primer objetivo

En esa línea los responsables de Mediapro y Audiovisual Sport, que explotan conjuntamente los derechos televisivos de la Liga, son conscientes de que solo un nuevo marco de horarios puede permitir ganar terreno. Gol Televisión y Canal Plus Liga, que emiten tres partidos de la máxima categoría (siempre, uno del Real Madrid o del Barcelona), cuentan ya con dos millones y medio de abonados, cifra que no supone ni la cuarta parte de lo que posee la plataforma Sky. El crecimiento debe producirse a través de esta vía para facturar más, generar más ingresos para los clubes, y que estos puedan tener más opciones de sanear sus cuentas.

10 partidos, 9 horarios

Si la asamblea de la LFP da el visto bueno mañana, la próxima temporada habrá nueve horarios distintos. De antemano ha quedado descartada la opción de adelantar uno al viernes. Así lo había solicitado el entrenador del Real Madrid, José Mourinho, con el fin de tener un día más de margen para preparar los encuentros de la Champions. Sin embargo, se considera inviable (de momento) por la disputa de la jornada de la máxima competición continental en miércoles y de la Liga Europa en jueves. Pero, sobre todo, por otro motivo de peso: las quinielas. Conviene recordar que la patronal de clubes ya se negó a que el último Málaga-Barcelona, aunque fuera intrascendente, se disputara en viernes. Los ingresos por la venta de boletos son otra de las patas que soportan el fútbol español, y contar con una día menos de recaudación supondría un enorme perjuicio económico. De este modo, los horarios serán: el sábado, partidos a las 18, 20 y 22 horas; el domingo, a las 12, 16, 18, 20 y 22 horas, y el lunes, a las 21 horas. En Segunda se mantiene el partido del viernes (21 horas), otro el sábado a las 16 horas (lo da Marca TV), otro el domingo a las 12 (el de Canal Plus), los de las autonómicas (el sábado, a las 18 horas) y los dos de pago en Canal Plus Liga y Gol Televisión (uno en sábado y otro en domingo).

Nuevos hábitos

La revolución en los horarios derivará en nuevos hábitos los domingos para los aficionados. El fútbol vuelve, como antaño, a contar con un partido a las cuatro de la tarde, lo que puede resultar claramente perjudicial en algunas zonas, como Málaga. Mientras en el norte la climatología no acompaña, en la provincia y la Costa del Sol el buen tiempo facilita que el menú de la última jornada de la semana incluya primero almuerzo familiar y luego desplazamiento hasta La Rosaleda. Ahora será más difícil. Igualmente, la inclusión de un encuentro al mediodía del domingo trastocará los planes de muchos aficionados. Eso sí, el teórico potencial del equipo blanquiazul puede amortiguar en gran medida este brusco cambio.

Un Málaga con gancho

No cabe duda de que el Málaga ha sido el animador del mercado durante el mes de junio. Se puede fichar mucho y no fichar bien, pero en el mercado (entre los dirigentes, entrenadores, representantes y jugadores) ya se sabe que será un equipo a batir y que con lo que tenía (Baptista, Demichelis, Rondón.) y lo que ha traído (Van Nistelrooy, Toulalan, Joaquín.) será un firme aspirante a competición europea. Ese papel no es ajeno a los responsables de las plataformas televisivas (los que deben fijar los horarios), así que el Málaga estará al nivel de los Valencia, Villarreal, Sevilla, Athletic o Atlético de Madrid. ¿En qué se traduce esto? En más partidos los lunes por la noche, en más encuentros por Canal Plus Liga y Gol Televisión (para fomentar la venta de estos canales de pago) y, sobre todo, en más duelos en abierto los sábados por la noche. Porque la cadena abanderada de Mediapro es La Sexta, y debe mantener un cierto nivel en sus encuentros para buscar el crecimiento de su audiencia dentro de la guerra de la TDT. Además, conviene recordar un dato importante: La Sexta solo puede emitir ocho partidos del Real Madrid y otros ocho del Barça. Y uno de ellos, el segundo 'clásico' (el primero volverá a ser por Gol Televisión y Canal Plus Liga), por lo que quedan 23 jornadas libres.

Canal Plus y Gol Televisión

¿Cuándo serán los otros partidos no sujetos al 'pay per view'? Todavía está por definir, aunque desde luego el Málaga también se verá afectado por ello. Cabe insistir en que el primer encuentro lo elige La Sexta y que los siguientes corren a cargo de Canal Plus (bien en su primer canal, bien en el paquete de la Liga) y Gol Televisión. Este modelo de explotación conjunto también incidirá en el horario del compromiso del equipo blanquiazul. Canal Plus aún tiene que decidir en qué franja emite su encuentro del domingo. El cambio en los tramos (antes, a las nueve la noche, y ahora, a las ocho o a las diez) puede implicar una variación en su programación para no extenderse con sus resúmenes hasta bien entrada la madrugada. Asimismo, igual que ya sucedió la pasada temporada, Canal Plus Liga escoge tres encuentros por cuatro de Gol Televisión (los tres del fin de semana más el del lunes, que también se puede adquirir por PPV), pero los horarios comenzaron a variar en función de la importancia de algunos encuentros. Ahora, con el amplio abanico que en principio se aprobará mañana, es probable que los horarios a través de los dos canales de pago específicamente dedicados a la Liga varíen y no sean fijos.

Experimento a las doce

La gran novedad será la celebración de un partido los domingos al mediodía. Se trata de todo un experimento, aunque en el seno de la Liga Profesional reina la convicción de que será un éxito absoluto. La idea partió de varios clubes que comprobaron la masiva afluencia de público cuando les tocó forzosamente jugar a esa hora en Segunda División. Incluso, el Atlético de Madrid se suma a esa tesis. De antemano se descarta que el Real Madrid o el Barcelona jueguen a esa hora -aunque el presidente azulgrana, Sandro Rosell, siempre ha abogado por horarios «más familiares»-, pero se abre la puerta a que alguno de ellos sí lo haga a domicilio. De ahí que puedan variar las transmisiones por Canal Plus Liga y Gol Televisión. ¿En qué medida le afectará al Málaga? Dependerá de la intención de potenciar más ese horario.

El tirón de Pellegrini

El Málaga cuenta con otro argumento de peso: Manuel Pellegrini. La presencia del técnico chileno como responsable del equipo y su tirón cara al público (pese a su afán por no ser mediático) influirán también en la elección de los horarios por parte de las plataformas. Es sobradamente conocido su gusto por el juego de toque, un estilo del que el chileno es máximo exponente en el fútbol español junto al Barcelona. De ahí que, a casi dos meses del comienzo de la Liga, no sea arriesgado aventurar que el Málaga será un asiduo en La Sexta. Y si su rival en el estreno no es el Madrid o el Barça, quién sabe si ya debutará en la primera jornada en el partido en abierto.