"Toulalan fue el fichaje más difícil"

Antonio Fernández
Antonio Fernández dice que ha aparcado un poco el despacho para hacer labor de campo. Va a estar hasta el sábado con el equipo, después lo hará con el filial y también tiene previsto viajar a Holanda. Mientras aprovecha los tempos para cerrar la plantilla, ayer desveló a Málaga Hoy cómo se produjeron los nueve fichajes.

-La gente está emocionada. Imagino que el director deportivo del Málaga, también.

-Sí, hay una ilusión tremenda. A nosotros eso nos hace tener, si cabe mayor, responsabilidad. Pero estoy contento de haber podido transmitir esa ilusión.

-Sobre todo, la gente está loca con los fichajes.

-Me gusta que la gente esté feliz con los que han venido. Para todos los que estamos en el Málaga es un enorme motivo de orgullo.

-Cada fichaje tiene sus vivencias. Si le enumero uno a uno los nueve que han realizado, ¿puede contarme lo que podríamos denominar su intrahistoria?

-Sí, dime.

-Empecemos por Demichelis.

-Hay un momento en el mes de diciembre en el que Martín no se encuentra a gusto en el Bayern de Múnich. A partir de ahí nos ponemos en contacto con él. Teníamos la ventaja, entre comillas, de que había sido dirigido por Pellegrini. Una llamada de él le hace convencerle más y, coincidiendo con un partido de Copa Sevilla-Málaga, podemos cerrar la operación.

-¿Buonanotte?

-Es un chico al que conocemos hace muchísimo tiempo, que había pasado una historia bastante fea en su país. Necesitaba un cambio de aires importante. Es competitivo, como la mayoría de los argentinos, de mucha calidad, muy veloz y que puede dar muchas alternativas en ataque. No fue fácil, porque cualquier negociación con un equipo argentino no lo es. Me costó lo suyo convencer a Passarella.

-¿Van Nistelrooy?

-El tema de Ruud es algo en lo que empezamos a trabajar hace mucho. Éramos conscientes de que iba a ser un reclamo para equipos europeos importantes, alguno de ellos con la posibilidad de competir en Europa. Teníamos claro que, si queríamos que fuera el nueve por antonomasia de este equipo, teníamos que cocinarlo a fuego lento. A partir del mes de noviembre nos ponemos en contacto con él y con su entorno y han sido muchas las reuniones hasta que se pudo culminar el fichaje. En Málaga, en Madrid, en Barcelona, en Hamburgo, en Amsterdam mantuvimos varias reuniones con él, incluso con su mujer.

-¿Monreal?

-Lo de Nacho se hizo más o menos rápido. Queríamos una persona joven, pero al mismo tiempo experta. Todo el mundo conoce que nuestra primera opción en invierno fue José Ángel. Una vez que vimos que no podía ser, teníamos claro, o llegó un momento en el que podíamos apostar algo más, que era un jugador que cumplía perfectamente el perfil de lo que buscábamos. Si sigue su paso natural, será el lateral izquierdo de la selección española a corto plazo. A partir de ahí, nos pusimos manos a la obra. Entendíamos que era una inversión más o menos importante pero, por la edad y por lo que nos puede dar futbolísticamente, creo que es un dinero bien invertido. No es fácil encontrar en su puesto un chico de 25 años, con la cantidad de partidos que tiene en Primera y que sea internacional.

-¿Toulalan?

-Toulalan quizás ha sido el fichaje más complicado por la barrera del idioma, por un montón de cosas. Pero tuvimos la capacidad de poder mostrarle lo que es el proyecto, lo que es la ciudad, qué pretendíamos, qué queríamos de él. Vino, nos visitó, vio un poco el entorno, se llevó vídeos y, afortunadamente, también pudimos convencerle.

-¿Joaquín?

-En el momento en el que me pongo en contacto con él, también hace algún tiempo, se muestra con una predisposición tremenda. Prácticamente no hace falta ni que le explique el proyecto porque ya lo conocía. Tenemos una relación estrecha de hace muchísimos años y a lo largo del último semestre de competición hablamos prácticamente cada semana, sobre todo cuando el Málaga estaba mal. Él conocía todo. En el momento que le digo que es el jugador que queríamos incorporar, su frase es 'ya estamos perdiendo tiempo'. A partir de ahí, hubo que negociar con el Valencia. No fue fácil; es normal, creo que firmamos a un Joaquín en plena madurez futbolística.

-¿Mathijsen?

-No fue difícil convencerle en el sentido de que cumplía un ciclo en el Hamburgo, le quedaba un año de contrato. Él había puesto de manifiesto a los dirigentes del Hamburgo que no quería renovar y, claro, con 30 años, la posibilidad de jugar en el fútbol español fue algo que pesó mucho en él. A partir de ahí, un par de reuniones. Convencerle, ya teníamos firmado a Ruud, que habían sido compañeros de selección y de equipo, fue también relativamente fácil.

-¿Sergio Sánchez?

-Sergio es un ejemplo de superación personal. Se trata también de un chico joven, con mucha experiencia también de su paso por Espanyol, Racing y Sevilla, internacional sub 21. Puede jugar en dos, incluso tres posiciones.

-¿Isco?

-Si analizamos un poco los fichajes que ha hecho el Málaga, hay jugadores veteranos que la mayoría de ellos cumplen un perfil muy similar. Son gente ganadora, acostumbrada a pelear por cosas importantes, de un perfil humano muy importante, que para nosotros también cuenta. Y, al mismo tiempo, también hemos firmado gente joven. Gente en plena madurez deportiva o gente joven. Isco, al igual que Juanmi, Recio y Portillo, le darán frescura a este proyecto y los Mathijsen, Maresca, Baptista y demás le van a dar la solidez que necesita un proyecto cuando se cambia tan rápidamente. Isco nos va a dar mucho juego en ataque, porque es un chico con una visión espectacular del fútbol, que piensa muy rápido y que está predestinado a triunfar.

-¿Y ahora, qué?

-Pueden ocurrir muchas cosas. Lamentablemente, ya hemos tenido el primer percance con la lesión de Weligton. Así que, aunque el equipo esté prácticamente cerrado, hay que estar en alerta.