Desarticulada una red que utilizaba motocicletas para trasladar droga a varios puntos de Europa

Desarticulada una red que utilizaba motocicletas para trasladar droga a varios puntos de Europa

MÁLAGA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha desarticulado una de las organizaciones delictivas dedicadas al tráfico de hachís asentada en Andalucía que utilizaba motocicletas para trasladar droga desde España a otros países de Europa.

La operación 'Tolomeo' se ha desarrollado en Málaga, Granada y el Campo de Gibraltar y ha permitido detener e imputar a 35 personas de nacionalidad española, marroquí, rumana, inglesa y guineana; además de incautarse de 3.897 kilogramos de hachís y bienes valorados en más de 6,2 millones de euros.

La red utilizaba motocicletas de gran cilindrada adaptadas con estabilizadores y portamaletas en las que llevaban casi 100 kilogramos en cada viaje, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Las investigaciones se iniciaron en el mes de mayo de 2013, cuando la Guardia Civil recibió información sobre la actividad de un grupo organizado presuntamente dedicado al tráfico de hachís entre Marruecos y resto de Europa.

Durante la investigación se averiguó que la red se estructuraba en varios grupos, desarrollando cada uno de ellos labores distintas: almacenaje, traslado, finanzas, etcétera, con el fin de continuar su actividad en el caso de que alguno de los grupos fuera descubierto.

Los detenidos al parecer adquirían directamente las sustancias estupefacientes a los productores en Marruecos, introduciéndolas posteriormente en las costas españolas mediante alijos, en los cuales hacían uso de un gran despliegue de recursos humanos para abarcar varios kilómetros de radio de seguridad para detectar la posible presencia policial.

Una vez que la droga llegaba a España era escondida en lugares seguros, denominados guarderías, donde otro grupo se encargaba de su custodia hasta su traslado al resto de Europa. En caso de que algún miembro de la organización fuera detenido, ésta se hacía cargo de la protección económica de sus familiares.

Además, para facilitar una posible fuga en caso de ser interceptados, la organización utilizaba para el transporte del estupefaciente motocicletas de gran cilindrada pilotadas por personas con gran experiencia.

En las intervenciones llevadas a cabo en las provincias de Málaga, Granada y en Algeciras, en el Campo de Gibraltar gaditano, los agentes se han incautado también de 13 vehículos, una embarcación recreativa y dos neumáticas. La operación ha permitido desarticular completamente la totalidad de la organización criminal: proveedores, custodia y distribución a otros países europeos, etcétera.

Las investigaciones han sido llevadas a cabo por agentes del Equipo Contra el Crimen Organizado (ECO) de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil con sede en Málaga y otras unidades del cuerpo de las zonas de actuación.