Vecinos y comerciantes de Callejones del Perchel cortan el tráfico por la paralización de las obras del metro

obras metro malaga

MÁLAGA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Vecinos y comerciantes del entorno de la calle Callejones del Perchel han iniciado este miércoles, con el corte del tráfico en la avenida de la Aurora, movilizaciones en protesta por la paralización de las obras del metro en esta zona de la ciudad de Málaga y han denunciado falta de información por parte de la Consejería de Fomento y Vivienda.

Han exigido a la Junta de Andalucía medidas urgentes, contemplando, incluso, suspender los trabajos y reponer el suelo, ya que, según han asegurado, en estos meses han sufrido un descenso de más del 80 por ciento en las ventas, habiendo cerrado, asimismo, más de 30 negocios.

Por su parte, la dirección del metro ha reconocido que hay una "ralentización" en las obras en el tramo bajo Callejones del Perchel debido a los ajustes presupuestarios impuestos por el Gobierno central. No obstante, dado el porcentaje de ejecución de este proyecto, que alcanza el 80 por ciento, ha considerado que sería "absurda" su paralización completa y ha asegurado que "todo está preparado para que, en cuanto haya recursos económicos suficientes, le demos ese tirón final".

Así lo ha expresado a Europa Press el director del proyecto del metro de Málaga, Enrique Salvo, quien mantiene la fecha de febrero de 2013 para la puesta en marcha de las líneas 1 y 2 hacia la Universidad y hacia el 'Martín Carpena'. En cuanto a llegar a la estación Guadalmedina, ha indicado que "podemos ganarle tiempo al tiempo".

Salvo, que ha incidido en que "tenemos el aval manifestado por la consejera --Elena Cortés (IU)-- de que el metro de Málaga es la obra de infraestructura prioritaria en Andalucía", ha confiado en que "en poco tiempo contemos con esa inyección económica y se pueda llevar a cabo la reposición en superficie" en la zona de Callejones del Perchel, donde ahora mismo solo hay "un pequeño grupo de trabajadores dedicados fundamentalmente a tareas de vigilancia y seguimiento".

En este punto, ha expuesto que "aventurar ahora cualquier fecha, sin tener los recursos, es inviable", pero, "en cuanto contemos con ellos y sepamos cuántos son, seremos capaces de determinar un calendario con certeza".

No obstante, Salvo ha comentado que, "en una buena situación", se podría restablecer la superficie en Callejones del Perchel "relativamente pronto, en tres meses", así como llegar hasta la glorieta de Albert Camus, "en cinco o seis meses".

EL AYUNTAMIENTO PIDE REPONER LA SUPERFICIE

De igual modo que residentes y comerciantes se ha pronunciado el concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Málaga, Raúl López, quien ha manifestado que "si por algún motivo, algún tramo no se puede ejecutar ahora, lo más conveniente, lógico, justo y razonable es que se cubra en superficie y se abra al uso público". "Si Callejones del Perchel, por lo que sea, se ha parado, lo más lógico sería quitar los desvíos, recubrir en superficie y que los vecinos tengan actividad", ha opinado.

Una propuesta que, sin embargo, Salvo ha tachado de "ocurrencia de primera hora de la mañana", ya que "no parece lo más lógico que una infraestructura que alcanza ya el 80 por ciento se alargue mucho" y, además, "cerrar una obra pública conlleva unos costes añadidos cuando quieres recuperarla, los cuales son casi imposibles de asumir". En consecuencia, ha dejado claro que "lo que hay buscar es que cuanto antes se pueda retomar".

Respecto a las soluciones para vecinos y comerciantes que demandaba este pasado martes el alcalde, Francisco de la Torre, en caso de que "las obras se puedan quedar empantanadas", Salvo no rechaza estudiarlas y ver exactamente cuáles son las propuestas municipales, pero ha recordado que ya hubo un debate similar con los negocios de Carretera de Cádiz y, en general, "no terminaron de cuajar" y, sin embargo, "entonces estábamos en un momento glorioso".

"Así que ahora, con un momento económicamente más preocupante, no sé si será factible", ha opinado el responsable de este proyecto, quien también ha precisado que, actualmente, en la zona de Callejones del Perchel "hay mucha afectación comercial que no se debe a las obras del metro, sino a otras incidencias como la propia crisis o el cambio del mercado".

APOYO DE IU A LA CONSEJERA

Por su parte, el portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento, Pedro Moreno Brenes, ha trasladado el compromiso de la nueva consejera de Fomento y Vivienda con el metro de Málaga: "ha hecho una apuesta pública por la continuidad de las obras". Por tanto, ha insistido en que "esa paralización tendrá un marcado carácter temporal" y la titular de este departamento "hará todos los esfuerzos" para continuar con esta infraestructura.

El viceportavoz de IU, Eduardo Zorrilla, ha comunicado la disposición de Cortés o de Metro Málaga a "sentarse en breve" con los representantes del Ayuntamiento, de los vecinos y de los comerciantes "para informarles de la manera más real de la reprogramación y de los plazos".

CRÍTICAS DEL PSOE A LA POLÍTICA DE COMUNICACIÓN

Más crítico ha sido, sin embargo, el grupo municipal socialista, cuyo 'número dos', Carlos Hernández Pezzi, ha afirmado que la política de comunicación sobre las obras "es francamente mejorable".

"Se deberían dar muchas más explicaciones y no explicaciones ingenieriles, sino más de proximidad, y entonces seguro que tendríamos argumentos para entender algunas de las acciones que se producen", ha declarado.

La portavoz socialista, María Gámez, ha asegurado, por su parte, que entiende "los actuales momentos de dificultad", pero "para nosotros el metro sigue siendo una prioridad". De hecho, ha dejado claro que "siempre hemos defendido el avance del suburbano en la ciudad y hemos sido unos grandes defensores desde el inicio", por lo que "estaríamos encantados de que pudiera tener la mayor rapidez y que no sufriera ninguna dilación".

INFORMACIÓN

Ante las críticas a esa falta de información, Salvo ha dicho no entenderlas porque "hemos tenido contactos permanentes, procurando atender a todas las personas que han pedido información". "Siempre he sido lo más realista y he procurado dar soluciones en la medida en que hemos podido", ha aseverado.

Ha destacado, en este sentido, que "ha habido reuniones improvisadas, sin petición previa, y si se nos ha pasado alguien, lo sentimos, pero la voluntad ha sido siempre informar", al tiempo que ha pedido disculpas a comerciantes, vecinos y malagueños por las incidencias de las obras, "pero con su terminación van a obtener grandes beneficios, económicos y sociales".