El proyecto para introducir 200 coches eléctricos estará "totalmente operativo" a inicios de 2013

ZeM2All

MÁLAGA, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El proyecto piloto para probar a nivel internacional 200 vehículos eléctricos en Málaga estará "totalmente operativo" a principios de 2013, según la previsión de las entidades impulsoras, que cuentan con el apoyo del Gobierno de Japón. De hecho, a partir del segundo semestre de este año empezarán a llegar estos coches, así como a instalarse los puntos de recarga rápida en diferentes espacios de la ciudad y de sus alrededores, los cuales ya han sido seleccionados.

Esta iniciativa, denominada ZeM2All --Zero Emissions Mobility to All--, se enmarca en el proyecto Smart Community System, impulsado por un consorcio que integran empresas niponas --Mitsubishi Corporation, Mitsubishi Heavy Industries e Hitachi-- y españolas --Endesa, Telefónica y Sadiel-- y apoyado por NEDO --la organización para el desarrollo de nueva tecnología industrial y de la energía, dependiente del Ministerio de Economía, Comercio e Industria japonés-- y, en España, por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

La inversión prevista para cuatro años es de 60 millones de euros, de los que casi 50 millones son aportados por el Gobierno japonés y el resto, por el CDTI y por las empresas españolas participantes en esta iniciativa.

Los seleccionados para probar estos coches eléctricos, tanto particulares como empresas, firmarán un contrato de 'renting' para los cuatro años que dura la experiencia piloto, por el que pagarán unos 300 euros mensuales, lo que incluye el vehículo y la infraestructura de carga necesaria; aparte, deberán abonar el consumo de energía que cada uno realice --en torno a 1,5 euros cada 100 kilómetros--.

Según los cálculos realizados, a precio de mercado, un vehículo de estas características, que resulta "más limpio", al dejar de emitir anualmente una tonelada de dióxido de carbono por cada 10.000 kilómetros, "más silencioso" y "más económico" que un coche convencional, es rentable a partir de los 17.000 kilómetros por año, ha señalado Jorge Sánchez-Cifuentes, responsable de Proyectos y Desarrollo del Vehículo Eléctrico de Endesa.

En líneas generales, con una carga completa estos vehículos, pensados sobre todo para uso urbano, pueden realizar unos 120 o 125 kilómetros en ciudad, según Sánchez-Cifuentes, quien ha precisado, no obstante, que si sale a carretera, esa cifra sería menor.

Preguntado por los potenciales usuarios de estos 200 vehículos eléctricos --seis de ellos bidireccionales, es decir, que pueden también verter energía a la red--, cuya circulación permitirá un ahorro total de 500 toneladas de dióxido de carbono, Sánchez-Cifuentes ha afirmado que el objetivo es que sean usados "en condiciones reales" y que "haya de todo, reparto de última milla, residentes, taxistas..., para así ir probando distintos grupos". "Queremos a gente que lo use para su día a día y que demuestre que lo quiere para utilizarlo", ha apuntado, agregando, por tanto, que el criterio para esa selección de clientes será únicamente "que lo utilicen".

El Ayuntamiento de Málaga ha sido escenario del lanzamiento este jueves del proyecto Zem2All, por el que la capital malagueña acogerá las primeras pruebas experimentales para la normalización del uso del coche eléctrico. Las conclusiones determinarán la implantación de esta tecnología.

PUNTOS DE RECARGA RÁPIDA

Aunque más del 90 por ciento de las cargas de estos vehículos se harán en casa, según las primeras cifras que manejan desde Endesa, en la vía pública habrá nueve estaciones de recarga rápida con capacidad para 23 puestos, localizadas en el aeropuerto, Plaza Mayor, la Universidad de Málaga, Tabacalera o los aparcamientos municipales de la avenida de Andalucía, El Palo y Carlos Haya, además de en los municipios de Marbella y Fuengirola.

La carga normal de estos vehículos eléctricos se completa en cuatro o cinco horas, mientras que, con la rápida, en 15 minutos estaría al 80 por ciento de su capacidad, ha manifestado Sánchez-Cifuentes, quien ha comentado que esta infraestructura y los propios coches estarán conectados a un centro de control, desarrollado por Endesa, lo que permitirá conocer el estado de estos espacios de recarga para poder gestionar y facilitar las operaciones de los usuarios.

Igualmente, se desarrollarán y se pondrán en práctica aplicaciones que permitan, desde un smartphone, gestionar y recibir información sobre el coche y su carga.

Zem2All tiene como objetivo la implantación de un escenario real de la movilidad eléctrica a través de nuevos servicios como la gestión de recarga, la doble direccionalidad de la carga (V2G) de la red al vehículo y viceversa, los servicios de carga rápida situados estratégicamente, y todo ello interconectado globalmente.

Además, Sánchez-Cifuentes ha indicado que se implantará un espacio abierto de interacción para que todos los agentes implicados en la movilidad eléctrica --vehículos, usuarios, Ayuntamiento, ciudadanos, puntos de recarga, red de distribución, etcétera-- puedan comunicarse y operar a través de distintas redes sociales.

Por su parte, el presidente de NEDO, Kazuo Furukawa, que ha defendido la electromovilidad como "sistema limpio de transporte", ha justificado la elección de Málaga para el desarrollo de este proyecto piloto aludiendo a que "es una 'smart city' y uno de los destinos turísticos más importantes". La intención, ha subrayado, es conseguir que haya en España 250.000 coches eléctricos en 2014 y así contribuir al objetivo europeo de reducir un 20 por ciento el consumo energético para 2020.

Desde el CDTI, su directora general, Elisa Robles, ha apostado por este proyecto y por que la capital malagueña "sea líder de las ciudades inteligentes". "Málaga es un continuo descubrimiento para mí desde el punto de vista tecnológico y de innovación", ha asegurado.

APUESTA DEL AYUNTAMIENTO

Durante la presentación de este proyecto, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha destacado que la ciudad se ha marcado como reto ser "referencia tecnológica", incidiendo en que este proyecto no es una acción aislada, sino que se suma a apuestas anteriores y a otros futuras.

"Sin innovación no hay progreso", ha declarado, por lo que ha defendido que "Málaga es innovación, tecnología y conocimiento". Prueba de ello, es el apoyo prestado por el Ayuntamiento a ZeM2All, que se materializa en medidas como el acceso a zonas del centro histórico, la ampliación de las deducciones fiscales, la reducción de las tarifas de aparcamiento, la reserva de plazas para estos vehículos, la instalación de una oficina de información sobre los beneficios de la electromovilidad, etcétera.

Finalmente, Javier Uriarte, director general de Comercialización de Endesa, compañía que lidera también en Málaga el proyecto SmartCity, ha incidido en que la capital malagueña es pionera en el desarrollo del concepto de ciudades inteligentes; de hecho, ha asegurado que "es de las pocas de España que tiene una 'smart city' en estado muy avanzado".

El proyecto ZeM2All será presentado los próximos lunes y martes a más de un millar de personas, que se darán cita en dos sesiones en el Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU).