Torremolinos reclama a Málaga documentación previa a la segregación y el pago del agua entre 1978 y 1988

Torremolinos
Foto: swotti.com

TORREMOLINOS (MÁLAGA), 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Torremolinos solicitará al de Málaga el acceso a los ingresos recibidos del municipio torremolinense desde 1984 a 1988, los años antes de su segregación, para poder determinar la verdadera dimensión de ingresos y gastos entre los dos municipios --ambos gobernados por el PP--. En caso de que el Consistorio de la capital no acceda a esta petición, se reclamará por vía judicial.

Asimismo, le exigirá, tal y como se ha acordado en el pleno municipal de este lunes, con los únicos votos a favor del equipo de gobierno del PP, el pago del agua consumida por la capital entre 1978 y 1988, a fin de aclarar "la deuda histórica real de Málaga con Torremolinos".

La deuda de más de 16 millones de euros que mantiene Torremolinos por su segregación de la capital y su conversión en pueblo y que está respaldada por los tribunales, ha ocupado buena parte de la sesión plenaria de este lunes.

De todos modos, el alcalde de Torremolinos, Pedro Fernández Montes, ha querido precisar que "nadie debe interpretar este asunto como un enfrentamiento entre la gente de Málaga y Torremolinos" y, tras recordar que, "en su día, el proceso de segregación enfrentó al pueblo de Torremolinos con el Ayuntamiento de Málaga, pero no con los malagueños, ahora se trata de un litigio entre ambos consistorios, que deberán llegar a un entendimiento".

Según el Consistorio torremolinense, desde que el Tribunal Supremo no admitió su recurso de casación y declaró firme en abril de 2008 la sentencia dictada en Málaga, respaldando los argumentos del Consistorio de la capital, "ha habido cuatro años de negociaciones", habiendo ofrecido "varias fórmulas de pago en solares, sin que haya sido posible llegar a un acuerdo".

La moción, que ha contado con la oposición de IU y la abstención del PSOE, reconoce que "el Ayuntamiento socialista de Málaga reclamó al socialista de Torremolinos 10 millones de euros por gastos de personal y limpieza", y también que "el Ayuntamiento de Torremolinos se negó a pagar dicha deuda y que el de la capital acudió a los tribunales".

"No es menos cierto --se subraya-- que la defensa que el Ayuntamiento socialista de Torremolinos planteó en el periodo probatorio fue nula, limitándose sólo incomprensiblemente a no reconocer la deuda, pero sin argumentar por qué, por lo que se produjo finalmente la sentencia condenatoria, sin que el equipo de gobierno del PP pudiera hacer nada".

"INMORALIDAD"

La moción incide en que el Consistorio de la capital obvia un dato: "la inmoralidad que cometió al reclamar los gastos, cuando éstos estaban ampliamente compensados por los pingües ingresos que durante años le aportó Torremolinos, y eso y no otra cosa motivó la férrea oposición del Ayuntamiento de Málaga a la segregación de Torremolinos", significando, además, que "durante años y años Málaga había tenido a Torremolinos en un total abandono; sin realizar ni una sola obra de infraestructura y limitándose a prestar los servicios mínimos exigidos por ley: policía, bomberos y limpieza".

En este punto, se recuerda que este "abandono" fue el que "originó el movimiento de segregación y creó una importante deuda histórica con Torremolinos, que no ha sido pagada y que no sólo es histórica, sino también real".

Abundando en este aspecto, el equipo de gobierno del PP ha recordado también en la moción que "comporta un capítulo importante el agua con la que Málaga se abasteció durante años por un volumen de 30.000 metros cúbicos diarios, equivalentes a 11 hectómetros anuales, que por sí solos superan con creces dicha deuda y agrandan la deuda histórica".

Por su parte, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha dejado claro este lunes que la "obligación" del Ayuntamiento que preside es reclamar al de Torremolinos esta deuda --10 millones, más los intereses devengados desde 1997--, de modo que "esa cantidad, que está reconocida en los tribunales, se cobre". No obstante, le ha ofrecido "facilidades de pago", contemplando la posibilidad de establecer plazos para su abono.