Málaga aspira a ser un centro mundial de internet

Málaga Valley
La mítica plaza neoyorquina de Time Square lució ayer una publicidad de la empresa tecnológica WISeKey que publicitaba la celebración del Málaga Valley en uno de los mayores luminosos de ese punto.

La celebración de las reuniones del Málaga Valley suelen venir acompañadas por una inyección de optimismo sobre las posibilidades de la ciudad en su apuesta por el sector tecnológico. En esta ocasión ha venido de la mano del presidente de la empresa tecnológica WISeKey, Carlos Moreira, quien defendió las posibilidades de Málaga por acoger la infraestructura de lo que denominó «el internet del futuro».

Moreira insistió en que las actuales infraestructuras de cable que conectan el mundo con internet está en cuestión por la política de Estados Unidos de interceptarlas, por lo que ahora «se está replanteando la política con internet y se da prioridad a la confianza y España es un país que da confianza». Esto supone que a medio plazo pasarán por España las nuevas infraestructuras de cable, lo que sitúa a Málaga en una posición privilegiada para convertirse en un «hub tecnológico».

«Los cables no van a pasar más por Miami, sino que van a ser redirigidos hacia el continente europeo», insistió el presidente de WISeKey, recalcando la creciente desconfianza hacia la gestión de las redes que hace Estados Unidos.

Málaga «está muy bien posicionada a nivel geográfico» para acoger la nueva infraestructura, lo que lleva aparejado una importante inversión en instalaciones y el desarrollo de empresas de servicio. «Los elementos están aquí, la voluntad política existe y las empresas cada vez tienen más innovación», expuso, por lo que «ya es cuestión de implementar este proyecto y que Málaga se convierta en ese hub tecnológico del futuro, dando una alternativa a este mundo de internet».

Según Carlos Moreira, «la competición no es con París o Londres, sino con otras nuevas ciudades que están geopolítica y geográficamente localizadas en distancias que permiten nuevas conexiones de cables».

Defensa La reunión celebrada ayer del Club Málaga Valley, que cumplió su decimosexta edición, se centró en las nuevas tecnologías en el sector de la Defensa. Para ello contó con la presencia del secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, quien señaló que apoyar al sector industrial de la defensa es «esencial» porque «forma parte de la ecuación de soberanía de un país». «Un sector fuerte es básico para garantizar nuestra soberanía y nuestra interacción con el resto de países», afirmó.