El país de 'Ali' aterriza en el Festival de Málaga para hablar de las relaciones y el amor

El país de 'Ali'
Foto: EUROPA PRESS

MÁLAGA, 25 Abr. (EUROPA PRESS)

Ali, del director Paco R. Baños, que se ha presentado en la decimoquinta edición del Festival de Málaga, es la historia de una adolescente rebelde de 18 años que trabaja en un supermercado. Ella, que fuma constantemente, vive en "el país de Ali" un lugar donde no es frágil ni vulnerable. Desde niña ha tenido que hacer de madre de su madre cada vez que ésta se enamoraba y fracasaba en sus relaciones. Aunque, ahora se ha enamorado y tiene que dejar "el país de Ali" para asomarse al país de Alicia.

Nadia de Santiago, Verónica Forqué, Adrián Lamana, Luis Marco, Julián Villagrán, Angy Fernández, Clara Vázquez y Adrián Pino, son algunos de los actores que aparecen en la ópera prima del director.

La película "es un aprendizaje" para saber que te puedes enamorar y "es precioso enamorarse", ya que, según el director, en el fondo estamos "llenos de miedo", en este caso "miedo a enfrentarte y mostrarte. Es más fácil tener las espaldas cubiertas, siempre intentamos reservarnos y no mostrarnos del todo porque corremos el peligro de recibir palos que es mejor dejar a una cierta distancia".

PROYECTO Y PROTAGONISTAS

Baños ha asegurado que es una historia "fresquita", precisando, al respecto, que trata de ser "a ratos insolente y a ratos emocional". Para el director, la película, que se terminó hace unas semanas y era la primera vez que se exhibía ante el público en pantalla grande "va dando pequeños saltos en cuanto a la emoción y al desarrollo de la historia con sutiles detalles". La música y el sonido también juegan un papel "importante".

De Santiago, protagonista de la historia, ha explicado que su personaje, una adolescente que convive con su madre, "tiene miedo" y se crea "su mundo y una máscara para evitar el dolor", ya que sabía que "cuando entraba un hombre en casa, si luego la relación salía mal no sentaba bien". "Se comporta a veces como una niña chica cuando no tiene respuestas para cosas y se las pides, hasta el punto de que trata de inventarse cosas para no mostrarse y poder seguir con la máscara".

La relación entre madre e hija es "especial" porque han estado solas y siempre se han apoyado. Además, han creado una vínculo, en el que, a veces, Ali se convierte en la madre. "Al mismo tiempo quiere -la protagonista-- parecerse a su madre y hacer cosas como la otra persona, pero, también trata de huir de eso". "Ella ha hecho mal el aprendizaje de las relaciones", han insistido.

Al respecto, el director ha explicado que el guión juega con la inversión de la relación madre-hija, además, de que en la cinta "los niños quieren ser mayores, los mayores se comportan como niños y los adolescentes están a medio camino entre un lado y otro".

En otro orden, Nadia de Santiago ha señalado que hacer de Ali, primer papel protagonista que realiza en un largometraje, ha sido "un reto, pero maravilloso". Según la actriz para desarrollar el personaje tienes que tener muy claro que "era un aprendizaje; Ali se tenía que quitar la máscara y darse una oportunidad a ella misma". Sobre su personaje, ha señalado que tiene "cosas mías" pero a la hora de mostrar los sentimientos "somos muy diferentes".

Por su parte, Verónica Forqué ha señalado que su personaje, la madre, es "muy complicado y al mismo tiempo humano y vulnerable" y ha aclarado que es "muy diferente a mi, yo soy todo lo contrario". Ha afirmado que le "hacia gracia" hacer de esta madre "tan preocupada con sus propios problemas y que ha decidido que todavía no va a tirar la toalla porque puede llegar a encontrar un novio".

El director ha indicado que la historia que se quiere contar es que "las relaciones son absurdas, complicadas, hasta el punto de que Ali no se atreve a enamorarse y la madre es enamoradiza de por sí". Asimismo, ha explicado que en el guión del largometraje la gente reconoce que está muy sola: "es una manera de rebotar en otros personajes lo que le ocurre a Ali pero ella tiene las orejeras puestas y no quiere darse cuenta".