El Málaga cae en el último minuto ante el Villarreal

Bruno Soriano, Isco
Bruno Soriano intenta robar el balón a Isco

El Villarreal ha protagonizado una remontada agónica ante el Málaga (2-1) que le otorga tres puntos que prácticamente garantiza la permanencia de los castellonenses en la Liga BBVA, puesto que amplia diferencias respecto a los puestos de la 'quema' a falta de seis jornadas, mientras que deja al Málaga cuarto por detrás del Valencia.

El partido arrancó frío, con ambos equipos acusando la presión de verse peleando por cotas a las que no acostumbran, la permanencia los castellonenses y la 'Champions' los malacitanos. Un tanto de Cazorla, que no celebró el gol consciente del golpe que asestaba a sus excompañeros, pudo ser mortal para el Villarreal, de no ser por la remontada que protagonizaron en la recta final del encuentro ante un Málaga que acusó en exceso la expulsión de Kameni.

Un fuerte zapatazo de Senna con su pierna izquierda, que lamió el larguero de la portería de Kameni, fue el prólogo de un bonito duelo de dos equipos que practican un fútbol de claro gusto por el trato de balón. De hecho, los amarillos parecieron querer demostrar al que hasta hace tres temporadas era su técnico, Manuel Pellegrini, que no se les ha olvidado jugar dominando el partido, tal como lo hicieron en la media hora inicial.

El problema para los ahora pupilos de Miguel Ángel Lotina es que no plasmaron en ocasiones su superioridad. Buena prueba de ello es que únicamente por medio de un tiro de media distancia de Martinuccio rondaron el gol. A la media hora de juego, los auténticos pupilos de Pellegrini comenzaron a hilvanar y trenzar jugadas, robándole el esférico al Villarreal pero adoleciendo de su misma falta de mordiente, lo que guió a ambos conjuntos a la caseta con el empate a cero inicial.

Las indicaciones de los técnicos no variaron un ápice el devenir del encuentro, con dos equipos tocando y tocando sin profundidad alguna. Si bien, el rendimiento del Villarreal se fue diluyendo conforme el veterano Marcos Senna iba acusando el desgaste físico de haber sido el motor de su equipo en la primera hora de partido.

Final de infarto. Pese a la menor asunción de funciones del hispano-brasileño, el Málaga no supo atravesar la medular castellonense. Tras dos tercios de partido consumidos, en una jugada cercana a las inmediaciones del área de Diego López, Isco metió un genial pase interior a Cazorla para que éste controlase la pelota y de tiro cruzado batiese al portero gallego. El Málaga se ponía por delante sin méritos mayores que el Villarreal para ello.

Cuando todo hacía presagiar la victoria malaguista, un pase de Senna al corazón del área provocó que Kameni tuviera que salir a cortar la jugada, algo que únicamente hizo con la carrera de Hernán Pérez, cometiendo así una pena máxima que el propio Senna se encargó de transformar, empatando así la contienda.

Una vez más, el fútbol se reservó una sorpresa a modo de epílogo, puesto que sobre el tiempo de descuento, Hernán Pérez conectó un tremendo disparo a la salida de un córner para batir a Rubén, que nada pudo hacer ante semejante disparo. El gol no sólo sirvió para culminar la remontada, sino que prácticamente certifica la permanencia del equipo de Lotina en la Primera División durante una temporada más.

FICHA TÉCNICA

VILLARREAL, 2 - MÁLAGA, 1 (0-0, al descanso).

VILLARREAL: Diego López; Zapata, Gonzalo (Marchena, min. 76), Musacchio, Catalá; Marcos Senna, Bruno; Martinuccio (Nilmar, min. 72), Borja Valero, Camuñas (Hernán Pérez, min. 66); Marco Ruben.

MÁLAGA: Kameni; Sergio Sánchez, Weligton, Mathijsen, Monreal; Ignacio Camacho, Duda (Seba Fernández, min. 66); Cazorla, Isco (Rubén, min. 83), Eliseu; Rondón (Van Nistelrooy, min. 71).

GOLES:
0-1, min. 75: Cazorla.
1-1, min. 83: Senna (penalti).
2-1, min. 94: Hernán Pérez.

ÁRBITRO: Álvarez Izquierdo (Colegio Catalán). Amonestó a Duda (min. 33), Eliseu (min. 58), Camacho (min. 93) y Van Nistelrooy (min. 95) por parte del Málaga. Expulsó por roja directa (min. 81) a Kameni por roja directa.