Amigos y familiares dan el último adiós al pintor Francisco Hernández

Francisco Hernández
Francisco Hernández

Amigos y familiares del pintor Francisco Hernández (Melilla, 1932), considerado uno de los máximos exponentes de la pintura contemporánea andaluza, le han dado este Viernes Santo el último adiós. El artista falleció el pasado jueves en Vélez-Málaga (Málaga), municipio en el que residió durante prácticamente toda su vida y del que era Hijo Adoptivo.

El cuerpo del artista, que ha recibido sepultura en el cementerio municipal de esta localidad axárquica, descansa ahora junto al panteón con los restos de la escritora y pensadora veleña María Zambrano.

Tras una misa oficiada en la iglesia de San Francisco, en cuyo claustro hay un mural de Hernández dedicado a los 500 años de presencia franciscana en Vélez, los restos mortales del pintor fueron trasladados al camposanto municipal.

La capilla ardiente se instaló este pasado jueves en el Centro de Estudios sobre el Exilio, en el Palacio Marqués de Beniel, hasta donde se acercaron numerosos amigos del artista. Tras tener conocimiento de su fallecimiento, el Ayuntamiento veleño decretó tres días de luto oficial.

Hernández, que durante el último año y medio había sido ingresado en varias ocasiones en el Hospital Comarcal de la Axarquía, aquejado de diferentes dolencias, falleció en torno a las 09.00 horas del Jueves Santo en la residencia en la que ha pasado sus últimos meses de vida.

El último ingreso hospitalario del pintor se produjo hace poco más de un mes, el pasado 22 de febrero, y obligó al artista a permanecer encamado durante 16 días a causa de problemas respiratorios. Previamente, en julio de 2011, ya había estado hospitalizado durante más de una semana debido a una neumonía, y en octubre de 2010 también estuvo casi dos semanas a causa de una insuficiencia cardiaca.

MEDALLA DE ANDALUCÍA


El pintor, Medalla de Honor de la Ciudad de Melilla, de la que era natural, aunque residía en Vélez-Málaga desde su infancia, era Hijo Adoptivo de la localidad veleña, cuyo Ayuntamiento, junto a otras instituciones y colectivos sociales y culturales del municipio y de la provincia, había solicitado que se le concediese la Medalla de Andalucía por su trayectoria artística.

   Precisamente, el alcalde de Vélez-Málaga, Francisco Delgado Bonilla, lamentó que el pintor falleciera sin que se le hubiera concedido esta distinción, que "hemos pedido en dos ocasiones" y que, a su juicio, era "totalmente merecida para este andaluz que, con su arte, ha contribuido al sostenimiento y puesta en valor de Andalucía".

Según el regidor, la muerte de Hernández "supone una terrible pérdida para Vélez y para el arte, ya que se trata de uno de los pintores más importantes del siglo XX y de uno de los mejores dibujantes contemporáneos".