El Getafe, primer rival en el camino hacia la Copa del Rey


El sorteo de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey no ha sido benévolo con el Málaga. La suerte no ha acompañado demasiado al conjunto de Manuel Pellegrini, cuya primera piedra de toque en el camino del torneo del k.o. será el Getafe.

Un equipo que pese a llevar pocas temporadas en Primera División, siempre ha sido un hueso duro de roer en esta competición, en la cual ha llegado hasta en dos ocasiones a la final en 2007 y en 2008 -ambas las perdió frente a Sevilla y Valencia-.

El conjunto madrileño ya se convirtió en el verdugo del equipo malaguista hace dos temporadas. El dato positivo, a priori, está en que el partido de ida se celebrará en el Coliseum Álfonso Pérez el martes 13 de diciembre, mientras que la vuelta será en La Rosaleda el miércoles 23 del mismo mes.

En la entidad de Martiricos esperaban cruzarse con alguno de los cinco equipos de Segunda División que estaban en el bombo en su estreno en la Copa, pero la fortuna esquivó al Málaga. Un escollo difícil que ya pudo comprobar la escuadra de Pellegrini en la última jornada de Liga en la que los blanquiazules se impusieron por 3-2 en el descuento de manera heroica con una chilena de Baptista.

En el sorteo de este viernes, celebrado en la Sala Luis Aragonés de la Ciudad del Fútbol de La Rozas, ha estado presente el manager general del Málaga, Fernando Hierro, quien ha valorado el sorteo. "Es un enfrentamiento muy igualado, interesante e intenso, como se vio en el último partido de Liga, que es el precedente más cerca que tenemos, con ese final en el último minuto, pero se vio un partido igualado con dos equipos que quieren tener una buena filosofía de fútbol, siempre con el balón", ha apuntado.

Hierro ha destacado la importancia de jugar el encuentro de vuelta en La Rosaleda. "Siempre me ha gustado jugar el partido de vuelta en casa, aunque eso no nos debe hacer relajarnos en el primer partido fuera. Tener la posibilidad de jugártela con tu público a favor es siempre mejor, aunque no es algo que pueda decantar tanto una eliminatoria".

La eliminatoria entre malaguistas y getafenses ya tuvo un precedente en la temporada 2009/10, un enfrentamiento que se decantó para el equipo madrileño al superar en su estadio al cuadro blanquiazul por 5-1, en el que Juanmi hizo, con 16 años, se convirtió en el jugador más joven en marcar en una competición oficial.

En el club malagueño tienen depositada mucha ilusión en la Copa del Rey. El principal objetivo es superar la barrera de los octavos de final, aunque en la parroquia blanquiazul sueñan con llegar a la final. "Aspiramos a llegar lo más lejos posible. Es una competición corta, muy bonita que trae resultados sorpresa constantemente, pero es la gran fiesta del fútbol español, una competición a la que nosotros le damos mucho valor", ha explicado Hierro.

Será un torneo en el que se podrá medir el fondo de armario que ha construido el 'Ingeniero' para esta temporada.