Una comunión acaba en una pelea con unos cincuenta implicados en un bar de Pedregalejo

Se habían reunido para celebrar una comunión, pero la fiesta familiar derivó en una auténtica batalla campal con medio centenar de implicados. La policía movilizó a una decena de patrullas para disolver la turba, que obligó incluso a regular el tráfico ante el riesgo de un accidente por invasión de la calzada. Hubo dos detenidos por, presuntamente, enfrentarse a los agentes.

Los hechos ocurrieron a las cuatro de la madrugada del sábado al domingo en la puerta de un bar situado en la calle Bolivia, en la zona de Pedregalejo. Los servicios de emergencias recibieron varias llamadas que alertaban de una multitudinaria pelea con decenas de implicados, por lo que se activó un fuerte dispositivo para intervenir en la reyerta.

Pese al amplio despliegue policial (una veintena de agentes), la reyerta tardó en disolverse, ya que hubo varios conatos de enfrentamientos tanto en las inmediaciones del bar como en las calles cercanas. La trifulca se saldó con dos detenidos que, al ser separados, habrían agredido a los agentes. No se registraron, pese a todo, heridos de importancia en el suceso.