El multitudinario traslado de Mena abre un gran Jueves Santo en Málaga

cristo mena legion
El Cristo de la Buena Muerte, a hombros de los legionarios, sale a la explanada donde lo espera una multitud de personas.:: Fernando González

Un año más, Málaga volvió a volcarse con el tradicional desembarco de La Legión en el muelle dos del Puerto y el posterior traslado del Cristo de la Buena Muerte a hombros de los legionarios en la plaza de Fray Alonso de Santo Tomás.

Sobre las 11.00 horas de la mañana llegaban las unidades legionaras procedentes del IV Tercio de La Legión con sede en Ronda al muelle dos a bordo del buque contramaestre Casado, bajo la mirada atenta de miles de miles personas que no quisieron perderse la cita. Como es habitual, la respuesta fue masiva. Los asistentes coparon todos los rincones del recinto portuario, así como los aledaños de la iglesia de Santo Domingo. El acto estuvo presidido por el almirante de la Flota de La Armada Española, Santiago Bolivar, al que también acudieron autoridades civiles y militares de la ciudad. Tras el desembarco, el almirante Bolivar pasó revista a las tropas allí congregadas. Posteriormente la unidad comenzó el desfile para dirigirse a la Iglesia de Santo Domingo, entre los vitores de los malagueños.

A las 12.30 horas, media hora más tarde de lo previsto, comenzó el traslado del Cristo de la Buena Muerte en la plaza de de Fray Alonso de Santo Tomás. La plaza estaba abarrotada de personas que no quisieron perderse uno de las citas más importantes de la Semana Santa malagueña.

En primer lugar se llevó a cabo el relevo del estandarte orlado con los guiones de los tercios, que en esta edición ha entregado del cuarto tercio de La Legión, que procesiona hoy tras el Cristo de la Buena Muerte, al pimer tercio, que lo hará el próximo año. A continuación, el cuerpo militar ha reconocido la labor de divulgación de las tradiciones legionarias al actor malagueño Antonio Banderas, con la entrega de la distinción del título de Caballero Legionario de Honor.

Banderas, emocionado

Emocionado, Banderas ha recogido el chapiri -gorro legionario- en reconocimiento a sus méritos como "persona de bien", "trabajadora" y como "malagueño universal" que representa el amor y respeto de los ciudadanos de Málaga por la Legión.

Durante unos instantes, el actor malagueño se ha dejado puesto el gorro, mientras le cogía del brazo su esposa, Melanie Griffith, que ha permanecido en una segunda línea y con gafas de sol oscuras.

Banderas, que fue pregonero de la Semana de Santa en 2011, no ha querido este año perderse esta cita, y ya participó el Domingo de Ramos como mayordomo en el desfile de María Santísima de Lágrimas y Favores, de las Cofradías Fusionadas.

El actor, que en las últimas semanas también ha asistido a los partidos que ha disputado el Málaga CF, se marchará en los próximos días por motivos profesionales. El próximo 5 de mayo comienza el rodaje en Bulgaria de la película "Autómata", una coproducción de Green Moon, la productora en la que participa, y la compañía americana Millennium.

Seguidamente, comenzó el acto de traslado a hombros de la escuadras de gastadores del cuerpo militar, en el centro de la plaza de Fray Alonso de Santo Tomás. Este acto ha estado presidido, al igual que el desembarco, por el almirante Santiago Bolivar. Entre las autoridades allí presentes se encontraban el general jefe del Mando de Doctrina del Ejercito de tierra, Francisco Puentes; el director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Sanz Roldán; los subdelegados del Gobierno en Madrid y Granada, Juan Manuel Quintana y Santiago López, respectivamente, así como autoridades civíles y militares de la ciudad, como el alcalde Francisco de la Torre.

Tras el canto del 'Novio de la muerte' por parte de La Legión se procedió a la entronización del Cristo de la Buena Muerte. De esta forma la imagen quedó preparada para su salida procesional de esta tarde, concluyendo así el acto.