El Málaga tiene nueve días para recuperar el gol

Saviola y Joaquin


Jesús Ballesteros. Málaga 05/03/13 - 12:47.


El equipo tiene nueve días para recuperar su olfato goleador, nueve días para lograr lo que no ha sido capaz de hacer en los últimos tres partidos: marcar un gol.

Al menos uno para empatar la eliminatoria ante el Oporto, aunque para ello Manuel Pellegrini tenga que hacer terapia de grupo y recuperar el juego que ha enamorado a Europa hasta hace apenas unas semanas. El Málaga asume que anda atascado, que no es el de casi toda la temporada y los 342 minutos que acumula sin ver puerta así lo atestiguan.

Saviola fue el último jugador en marcar, ante el Athletic en Liga, y desde entonces el Málaga ha cosechado dos derrotas y un empate. Aun así, sigue vivo en la Champions y ha mantenido su cuarta plaza liguera. También mantiene una buena posición en cuanto a equipos realizadores, ya que es el sexto que más anota. Pero el análisis es meridiano en el seno del equipo, falta la chispa de antes para recuperar la senda del gol y las victorias.

No lo dicen ni los números ni el entorno, lo asume sin tapujos el propio Pellegrini. "Hay que seguir trabajando para recuperar esa soltura con el balón que perdimos por falta de confianza. En el aspecto ofensivo tenemos que mejorar, tenemos una bajada de rendimiento, pero espero que terminemos la temporada como la empezamos", explicó.

La ecuación que recoge los actuales problemas del Málaga es sencilla. Ha bajado en frescura, no tiene la soltura de antes, ha perdido el balón y, por ende, su capacidad de llegada al área rival. Los jugadores determinantes en la elaboración de juego se han visto superados, sobre todo Isco y Joaquín, que también han visto cómo la atención de los rivales ha ido en incremento.

El bache que atraviesa el Málaga coincide con la falta de gol y con la perdida de la posesión. Sin el cuero en los pies, este equipo baja una barbaridad. Oporto, Betis y Atlético le arrebataron el esférico. El ejemplo más duro fue el de Do Dragao, aunque allí el equipo mantuvo el tipo defensivamente, como también ocurriera ante el Atlético. El nivel mostrado ante un equipo donde cohabitan los Arda, Falcao o Costa devuelve gran parte del prestigio perdido en el Benito Villamarín. Ahora falta recuperar el gol.