El jeque del Málaga despierta de su letargo con 30 millones

Abdullah Bin Nasser Al Thani
El jeque del Málaga, Al Thani

El jeque Abdullah Bin Nasser Al Thani ha despertado de su letargo para volver a traer importantes sumas de dinero al Málaga CF. El jeque ha firmado un importante contrato de patrocinio con la cadena hotelera BlueBay, según ha informado La Opinión de Málaga. El acuerdo, a falta de cerrar los últimos flecos, convertirá a la compañía en nuevo accionista del club y en el sponsor de la camiseta malaguista a partir de la próxima temporada, arrebatando el lugar de privilegio a la Unesco.

La primera parte del acuerdo consiste en una inyección de 30 millones de euros que irán a parar a las arcas del club antes de verano. El montante total de la operación todavía se desconoce, así como la longevidad de la colaboración, pero lo que parece seguro es el interés de Jamal Satli Iglesias, dueño de BlueBay, en seguir adelante. La cadena, surgida de las cenizas de la sociedad Marsans, tiene miras de expansión enfocadas a Oriente Próximo y el Málaga parece ser el puente perfecto para establecer una conexión que el jeque gestionará en su territorio.

Accionista importante

Pese a los buenos resultados deportivos de la plantilla (en cuartos de la Champions y sexto en Liga) y a la venta de jugadores de primer nivel, el Málaga sigue en números rojos. Además, pesa sobre la entidad la sanción de la UEFA que le aparta de Europa, recurrida ante el TAS. Los constantes rumores sobre la desaparición del jeque y, últimamente, sobre la posible adquisición del club por parte del París Saint-Germain, tampoco ayudan. Es por ello que esta inyección de capital puede ser salvadora para la economía del club.

Al Thani, se encargará de promover a BlueBay como empresa constructora para edificar y explotar complejos hoteleros y residenciales en Catar y los Emiratos Árabes. Por su parte, Satli Iglesias, de origen libanés pero con raíces asturianas, se convertirá en importante accionista del club (se especula con una cifra alrededor del 49%, para no estar al nivel del jeque).

De ese modo, el interés por mantener la bonanza deportiva y la generación de más recursos propios será compartida. Algo que, quizás, dé más estabilidad a un club cuyo propietario, Al Thani, pasa demasiado tiempo fuera. De hecho, su principal vínculo con la afición malaguista es a través de Twitter, donde en los últimos días se ha dedicado a enviar fotos de leones que, supuestamente, deben simbolizar la fiereza de su equipo.

Unicaja de Málaga

La ciudad de Málaga también es noticia por su otro referente deportivo, el Unicaja de Málaga, que también incorpora un nuevo patrocinador para el club. En su caso se trata del sponsor deportivo, encargado de vestir al equipo, que pasará a ser la marca Spalding. Después del desplome de Li-Ning, marca que vestía al Unicaja la temporada pasada y que rompió un acuerdo de tres años de duración, el club contrató a Hummel, antiguo distribuidor de ropa del equipo de baloncesto, para esta temporada. Pero las quejas de la plantilla con respecto a las equipaciones han forzado al Unicaja a buscar una nueva marca. Pese a las negociaciones con marcas como Adidas, Vive y Macro, el club malagueño ha optado por la mejor oferta económica, la de Spalding, un referente en baloncesto.