Banderas se compra un ático con vistas en pleno centro de Málaga

El ático que está reformando Antonio Banderas en el centro de Málaga
El ático que está reformando Antonio Banderas en el centro de Málaga

Antonio Banderas se está reformando un ático en la calle Alcazabilla con vistas a la Alcazaba, a la Aduana, al museo Picasso, al teatro romano y a la torre de la catedral, una postal que podrán ver los invitados del actor malagueño que acudan a conocer la Semana Santa de Málaga, como el matrimonio Blair este año. Si a Banderas se le ha considerado siempre el mejor embajador de Málaga, ahora tendrá la postal más espectacular que enseñar a los que acudan a verle. Según fuentes consultadas, el actor está haciendo una amplia reforma en el ático del edificio situado encima del restaurante Terra Sana, dando a la pequeña plaza en la que está El Pimpi. Desde abajo, apenas se vislumbra la placa de la Gerencia de Urbanismo con la licencia que ha sido gestionada por Glassmore Investment SL, la sociedad que administra el hermano del actor, Francisco Javier Domínguez Bandera.

El actor piensa colocar toldos en la azotea y una «lámina de agua», además de un casetón para un ascensor independiente al de la comunidad, según fuentes que han visto el expediente. La comunidad de propietarios le ha cedido el uso de la azotea al actor y sólo a él, ya que si la casa se vende el siguiente propietario tendrá que negociar con la comunidad que preside Pablo Atencia, vinculado de siempre a la Cofradía de Estudiantes y hermano del vicepresidente de Unicaja, Manuel Atencia. De hecho, de los balcones de ese edificio se podrá ver la salida y la llegada de esa cofradía y la del Sepulcro, al lado, algo que seguramente le agradará a Antonio Banderas, que ha permanecido siempre muy fiel a la Semana Santa de su ciudad.

Las obras de Banderas se acabarán antes que las de la nueva casa hermandad de su cofradía, Fusionadas, que estaba previsto que fuera en la plaza que ha quedado encima del aparcamiento de calle Camas. De hecho, cuando se anunció aquella obra, se levantó cierta polémica por una volumetría que algunos arquitectos consideraron excesiva. La futura casa hermandad ha cambiado de ubicación y, según informa en su página web, ahora se construirá en el solar que estaba cedido a Unicaja para que hiciera la ampliación del museo de artes populares, que finalmente no se va a llevar a cabo. En el nuevo edificio, que tendrá un módulo con cinco alturas, irá la sede de la Fundación Lágrimas y Favores, a través de la cual Antonio Banderas realiza una encomiable labor de filantropía, de la que se han beneficiado, entre otros, la Fundación Cudeca y la Universidad de Málaga, de la que el actor es Honoris Causa.

Con la construcción de esta casa, el actor afianza todavía más su relación con la ciudad ya que la residencia habitual de la que disfruta siempre que viene la tiene en la exclusiva urbanización de Los Monteros, en Marbella. El actor le compró aquella casa a Encarna Sánchez y, después de sentencias en su contra, se ha visto obligado a ceder parte de la parcela en compensación a una edificabilidad que no se ajustaba a la legalidad. Ese ha sido el acuerdo entre Banderas y el Ayuntamiento, no con los propietarios que llevan pleiteando años en los tribunales. Con la obra de su ático nuevo parece ser que el actor va a tener menos problemas.

Hace años, el actor anunció la intención de hacer una escuela de arte dramático en Málaga a la que acudirían los mejores actores a dar clase. Una de las ubicaciones que se barajó, además del puerto, era la Plaza de la Merced. Ahora le queda muy cerca.