El Ayuntamiento de Málaga avala la Sábana Santa

La exposición 'La Sábana Santa' permanecerá cuatro meses en Málaga
La exposición 'La Sábana Santa' permanecerá cuatro meses en Málaga

La Catedral de Málaga acoge desde esta semana una nueva muestra de la Sábana Santa de Turín que enreda aún más el misterio, e incluso pone en duda evidencias científicas, como la prueba del carbono 14 que en 1988 realizaron tres universidades Zúrich, Oxford y Arizona a una pequeña porción de la tela, con la que supuestamente se envolvió el cuerpo de Jesucristo. Las pruebas situaron su origen en la Edad Media, entre los años 1260 y 1390.

Obviando no sólo la polémica de la que se nutre la pseudociencia, sino además la separación entre religión y Estado, el Ayuntamiento de Málaga, gobernado por el PP, ha prestado apoyo institucional e incluso económico a la exposición, promovida por la empresa D Blanco Producciones. A través del Área de Turismo, el consistorio ha desembolsado 20.000 euros, aunque, según explicaron fuentes municipales, este dinero debe ser reintegrado por los promotores una vez que se cubran los gastos con la venta de localidades, de entre seis y ocho euros. Lo que no reembolsarán los impulsores de la muestra, y corre también a cargo de las arcas públicas, es el apoyo logístico que se ha prestado mediante los servicios operativos del consistorio, y la promoción que de la exposición se está realizando tanto en la ciudad como en otras capitales a través de un convenio firmado con una agencia de viajes de ámbito nacional.

El Ayuntamiento justifica su participación en la exposición alegando que se trata de uno de los pilares de la oferta turística y cultural de este año para la capital de la Costa del Sol. En la última edición de FITUR, de hecho, la muestra fue anunciada en el stand de la ciudad en un acto que contó con la presencia del propio alcalde, el conservador Francisco de la Torre. El pasado lunes, en la inauguración, el regidor incluso insistió en la "seriedad" que transmite la exposición y mostró confianza en que la misma cumpla los siguientes objetivos: "Que profundice y fortalezca la fe, que profundice y complete la oferta cultural y que proyecte la ciudad de Málaga hacia fuera, en España y en el mundo".

Los promotores de la exposición, que tras Málaga visitará otras ciudades europeas y latinoamericanas, defienden que en ella "se ofrecen datos que el mundo desconocía". Así, se puede ver una réplica, autorizada por el papa Benedicto XVI, de la Síndone de Turín, sobre la que la propia Iglesia tiene dudas en torno a su originalidad; una reproducción del sarcófago donde presuntamente fue enterrado Jesús y una talla del cuerpo de Jesús realizada por el imaginero Juan Manuel Miñarro.