El mejor primer tercio de Liga de la historia del Málaga

Varios jugadores del Málaga CF celebran uno de los dos goles marcados anteayer al Villarreal, que permitieron que el equipo siga quinto en la Liga.

Jamás hasta hoy en día el Málaga CF había aspirado desde el inicio de la competición liguera a jugar competición europea. Nunca el objetivo prioritario había sido clasificarse para la Liga Europa (antigua Copa de la UEFA) o para la Liga de Campeones, sencillamente porque ni la inversión llevada a cabo ni la calidad de la plantilla hacía soñar con cotas mayores que no fuera la permanencia en la máxima categoría del fútbol español.

Sin embargo, este año, por presupuesto y categoría del bloque constituido el pasado verano, el fin es alcanzar al menos el sexto puesto que da derecho a ser uno de los representantes españoles en Europa.

Después de haberse disputado el primer tercio del campeonato, los números lo dicen todo. Es la mejor puntuación conseguida hasta la fecha por el Málaga CF en once temporadas, con 23 puntos, trece más que en la pasada campaña (nueve partidos con Jesualdo Ferreira, uno con Rafa Gil y tres con Manuel Pellegrini) y cinco más que el máximo registro logrado hasta ahora, que fue en las Ligas 2002/03 (con Joaquín Peiró) y 2008/09 (con Antonio Tapia): 18 en ambos casos.

El Málaga CF ha sido capaz de conseguir nada menos que 15 puntos de 18 posibles en La Rosaleda, con triunfos frente a Granada (4-0), Athletic (1-0), Getafe (3-2), Espanyol (2-1) y Villarreal (2-1), lo que equivale al 83,3 por ciento de la totalidad. La única derrota sufrida en Martiricos fue frente al Real Madrid (0-4), un resultado lógico.

Por otro lado, a domicilio el bloque blanquiazul ha obtenido ocho puntos de 21 en juego, es decir, el 38,09 por ciento, por debajo de la mitad, al haber sumado dos victorias, contra Mallorca (0-1) y Racing (1-3), dos empates, frente a Zaragoza y Betis (ambos, 0-0) y tres derrotas, ante Sevilla (2-1), Levante (3-0) y Rayo Vallecano (2-0).

Estos resultados y estos puntos le han permitido al conjunto albiceleste alcanzar el quinto puesto, una posición privilegiada a estas alturas de la competición, si bien aún resta mucho trayecto hasta la conclusión.

La peor de todas las Ligas en sus trece primeros choques fue la 2008/09, con Juan Ramón Muñiz en el banquillo, cuando el equipo tan sólo hizo ocho puntos de 39 posibles (dos semanas después comenzó la reacción). Le siguen en el aspecto negativo la pasada Liga, con sólo diez puntos, y la 2004/05, con Gregorio Manzano.

Por el contrario, al margen del magnífico registro del actual curso liguero y de las dos Ligas en las que se sumaron 18 puntos, destaca la temporada 2003/04, con Juande Ramos como entrenador (17 puntos), seguida de las campañas 1999/00 y 2001/02, ambas con Joaquín Peiró (16), mientras que en la 2005/06 (con Antonio Tapia) llegó a los 15 puntos. Y todavía queda mucho margen de mejora en la actual Liga.

Sensaciones positivas, pese a las bajas sensibles

Más allá de puntos, números y posiciones, y a pesar de bajas sensibles como Julio Baptista, Joaquín Sánchez, Apoño y Weligton (además de Jesús Gámez en la pasada jornada), el Málaga CF va a más, cada vez muestra mayor competitividad, al margen de la calidad y el abanico de recursos ofensivos que atesora la plantilla, y demuestra que frente a muchos rivales directos es capaz de solventar bien los compromisos.

Manuel Pellegrini no ha utilizado aún a jugadores como Kris Stadsgaard, Portillo, Recio o Juanmi, que también pueden aportar su grano de arena a esta plantilla con la calidad que atesoran.

Los resultados avalan el dibujo táctico de Pellegrini, pese a que no convenza del todo a parte de la afición o de los medios de comunicación. Y es que con este sistema de juego el Málaga CF se hace respetar frente a todos los equipos de la Primera División, y sólo Real Madrid y Barcelona demuestran que están varios escalones más alto, algo lógico a su vez por presupuesto.