El ERTE de Limasa afectará a los 1.325 empleados durante 80 días naturales al año

Limasa
Foto: EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE MÁLAGA

MÁLAGA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

La empresa mixta de limpieza Limasa de Málaga ha formalizado este martes ante la Delegación Territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía la presentación del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que afectará de forma rotatoria a los 1.325 trabajadores desde el 1 de enero de 2014 hasta el 17 de abril de 2017. La suspensión por cada empleado será por un máximo de 80 días naturales, lo que supone una reducción frente a la propuesta inicial.

Un ERTE que podría no llegar a aplicarse si antes del 1 de enero la plantilla acepta una bajada salarial que permita conseguir el necesario ahorro. Para ello y para evitar la huelga indefinida convocada por los trabajadores a partir de este viernes, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se reunirá este miércoles por la noche con el comité de empresa en un último intento de desbloquear el conflicto.

La propuesta final de la empresa mixta, en la que el Ayuntamiento tiene el 49 por ciento del accionariado, implica importantes diferencias con respecto a lo planteado inicialmente a los sindicatos, ya que, en un principio, se contempló la suspensión durante 121 días laborales al año de 1.266 trabajadores y la reducción de jornada, entre un 10 y 42 por ciento, de 60 empleados de administración.

De hecho, la suspensión de contratos afectará, finalmente, a la totalidad de la plantilla, incluidos los 60 empleados de administración. Durante el periodo en el que sus contratos estén suspendidos, cobrarán la prestación por desempleo.

La reducción del tiempo de suspensión a 80 días naturales al año, permitirá a la empresa contar con más operarios en las calles durante la vigencia del ERE temporal, cuya fecha de finalización, el 17 de abril de 2017, coincide con el término del contrato de concesión del servicio de limpieza.

DISTRIBUCIÓN DE LA PLANTILLA

Junto con la solicitud a la Junta de aplicación del ERTE, la empresa ha presentado varios documentos precisando el volumen de puestos de trabajo necesarios al año en Limasa y en cada mes y cada categoría los empleados sin suspensión de contrato y los que estarán suspendidos.

De hecho, se contempla un calendario de los días concretos de suspensión de contratos individualizado por cada uno de los trabajadores afectados, previendo la distribución de los empleados en tres grupos, que irían rotando.

El proceso negociador de las condiciones del ERTE, presentado por "causas coyunturales productivas y organizativas", según la dirección, comenzó el pasado 28 de noviembre y terminó sin acuerdo el 10 de diciembre, tras un total de cinco reuniones.