El vecino de Nerja parte hacia el Peñón con la esperanza de que finalice el conflicto

Justo Márquez
Foto: EUROPA PRESS

MÁLAGA, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

Justo Márquez, vecino de la localidad malagueña de Nerja, de unos 50 años, ha partido este jueves a las 09.00 horas desde la capital malagueña rumbo a Gibraltar (Cádiz), con una cruz a cuestas, para pedir que cese el conflicto. Márquez ha señalado que marcha con la esperanza de que "finalice la disputa que mantienen ambos gobiernos --España y Gibraltar--, y que sufren muchos ciudadanos".

Este religioso nacido en Granada espera recorrer durante la jornada de este jueves, la primera etapa de su caminata, los casi 30 kilómetros que separan la capital malagueña de Fuengirola (Málaga), donde pasará su primera noche.

Márquez ha asegurado que espera que los vecinos de los municipios por los que pase le asistan durante su "largo camino". "Si alguien me ofrece cobijo para dormir y comida lo agradecería", ha precisado, a la vez que ha señalado que parte únicamente con un bocadillo y una botella de agua.

En este sentido, el vecino de Nerja, que espera llegar a su destino el próximo lunes o martes, ha señalado que sino encuentra a nadie que le ofrezca un lugar para pasar la noche, "tendré que dormir en la playa, para mi no es ningún problema".

La cruz, que portará en su hombro y que es desmontable, es de tres metros de largo por dos metros de ancho y está hecha de madera; su peso ronda los 10 kilogramos y dispone de una rueda en la parte inferior de la misma "para que no se desgaste la madera y poder transportarla con mayor facilidad". Además, lleva carteles adosados a su cuerpo con el mensaje 'No más hambre, no más guerra, paz en el mundo'.

La intención de Márquez, comerciante que, actualmente, está en paro, es permanecer 24 horas en oración y ayuno frente a la verja que separa España de Gibraltar "para pedir a Dios que intermedie en el conflicto". "Estaré sin probar un bocado y sin beber un trago de agua durante un día", ha asegurado el religioso.

"Si hay alguien que puede poner solución a este conflicto es Dios", ha asegurado Márquez, quien ha indicado en declaraciones a Europa Press que continuará realizando trayectos similares con su cruz para reclamar lo que considera "injusticias".
ESPERA QUE SE SUMEN OTRAS PERSONAS

El nerjeño, que emprenderá su viaje solo, aunque espera que "se vayan uniendo otras personas por el camino", ha indicado que su intención "no es reclamar el Peñón ni para uno ni para otro, sino que se termine el conflicto".

Éste no es el primer viaje que el vecino de Nerja emprende con una cruz "pidiendo justicia". Ya lo hizo en 2009 cuando partió de Granada con destino a Madrid ante la negativa de un familiar a dejarle usar el agua de un estanque que compartían.