Mourinho insulta a la prensa y menosprecia al Málaga

José Mourinho, técnico del Real Madrid, ha vuelto a dar una rueda de prensa explosiva en Valdebebas antes del encuentro que mañana medirá al club blanco ante el Málaga de Pellegrini, ex entrenador merengue. El luso ha repartido para todos y ha dejado varias 'perlas'. En referencia a la polémica con el calendario, el portugués ha dicho que "es falso que me quejara del calendario después del partido, lo hice antes, no lo dije por un empate, por un mal resultado, mienten". Además no cree normal que "el Valencia juegue miércoles y sábado y los otros martes y domingo".
El técnico ha respondido a Pellegrini, quien hace unos días dijo haber realizado la mejor temporada en la historia del Real Madrid. "A Pellegrini le faltó decir algo, bastaba con pasar la primera eliminatoria de Copa y pasar en Champions para ser mejor". "Decir que el año pasado iba primero y con más puntos es verdad; también lo es que no estaba en la final de Copa y había que remontar al Lyon".
En la comparación de la temporada que firmó el año pasado Pellegrini con el Real Madrid y la que está haciendo Mourinho, a estas alturas con un punto menos en Liga, igual en Liga de Campeones y mejor en Copa del Rey donde está en la final, el portugués expuso su filosofía. "Para mi ser segundo en Liga es ser el primero de los últimos". Por último, el de Setubal, algo crecido en la comparecencia y pese a calificar de "buen entrenador" al chileno, le atacó al asegurar que la diferencia entre ambos es que si le echan del Madrid "no iré a entrenar al Málaga sino a algún club grande de Europa".
Después de estas palabras hacia Pellegrini, que el técnico chileno no ha querido responder en su comparecencia en Málaga previa a su regreso al Santiago Bernabéu, Mourinho abrió las puertas de su vestuario al ex técnico madridista. "Estoy de acuerdo en que hizo un campeonato muy bueno la temporada pasada. Espero que el estadio le pueda recibir bien porque ha hecho un trabajo positivo. La puerta de mi vestuario está abierta para él. Si quiere entrar puede hacerlo para saludar a todos con los que ha trabajado el año pasado", concluyó
El momento más duro fue cuando se enfrentó a un periodista, Ladislao Moñino del diario ‘Público’, que le comentó que, quizá, se estaba quejando demasiado. “No entiendo tu pregunta… ¿Qué quejas? ¿Eres hipócrita? No dices la verdad… No son quejas, son verdades. ¿Tú crees que son quejas o son verdades? ¿Quejas? Pues eres un hipócrita”. Posteriormente, el portugués dándose cuenta que había metido la pata, le pidió disculpas tres veces y le argumentó que no quería insultarle, sino que era un ataque hacia su análisis, no hacia su persona.