Marcus Williams es un as en la manga

Marcus Williams
Marcus Williams


MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un magistral triple de Marcus Williams en el último segundo valió un vital triunfo para el Unicaja (65-67) en el O2 World de Berlín, tras un partido correspondiente a la séptima jornada del 'Top 16' de la Euroliga en el que los malagueños, muy irregulares, mostraron las virtudes y carencias que vienen exhibiendo toda la temporada.

Pese a las buenas intenciones iniciales, Unicaja no evitó la dualidad, esa que tanto daño le está haciendo esta temporada. Un equipo rotundo, incluso mayúsculo por momentos, que se torna en caricatura instantes después. Y salvado por su mayor talento, Marcus Williams, paradigma de la inestabilidad de su equipo.

El Alba salió revolucionado, lo que se tradujo en un dominio impropio de los aros --uno de sus puntos débiles-- pero también en un juego acelerado que alimentaba sus pérdidas. Y con Earl Calloway por allí, los errores se pagan. Sus diez puntos en el cuarto inicial dieron mando a Unicaja (20-22).

Pero la atracción de feria, esa que Repesa trata de evitar por todos los medios, apareció en el O2 World de Berlín. Unicaja desapareció en el segundo cuarto. Ni rastro de la intensidad defensiva, anarquía en ataque (7 pérdidas ese período) y el conjunto de Sasa Obradovic pescando en río revuelto, con Djedovic (16 puntos y 6 rebotes) haciendo equilibrismos y Deon Thompson (16 tantos y 9 capturas) agigantándose en la 'pintura'.

El botín local, ocho puntos (42-34), era bueno pero al mismo tiempo un enigma ante el rival que había enfrente. Porque igual que es sombra, a veces Unicaja también es luz. Tres triples consecutivos del croata Simon justo tras la reanudación devolvieron a los malagueños a la cresta de la ola. Tocaba de nuevo subir en la montaña rusa.

El conjunto alemán, que ya sufrió las rachas de Unicaja en la primera fase, se desdibujó y fue víctima de una 'pájara' monumental, con tan sólo cuatro puntos en siete minutos que facilitaron otro cambio de mando y un final imprevisible (51-55, min.30).

Unicaja volvió a sacar cruz en la moneda, permitiendo de nuevo al Alba meterse en el partido y provocando un final agónico (59-59, min.36), que se llevaría aquel que controlase mejor los nervios, con la esperanza de clasificarse en el 'Top 16' como telón de fondo.

El que mejor manejó esas situaciones fue el de siempre. A pesar del 3/13 que acumulaba en lanzamientos, Marcus Williams recibió el balón a falta de dos segundos, se despojó de su defensor con un amago con el cuerpo y metió el triple ganador en el último segundo. Con Unicaja lanzando de nuevo la moneda al aire, esta vez salió cara.

Con el triunfo, Unicaja suma su tercera victoria en el 'Top 16' y aumenta su esperanza de clasificación, ya que se sitúa a una sola victoria del Panathinaikos, actualmente cuarto del grupo E.
FICHA TÉCNICA.

--RESULTADO: ALBA BERLÍN, 65 - UNICAJA, 67 (42-34, al descanso).
--EQUIPOS.

ALBA BERLÍN: Wood (5), Foster (8), Byars (2), Thompson (16), Miralles (1) --cinco inicial--; Schaffartzik (5), Djedovic (16), Schultze (2), Morley (6) e Idbihi (4).

UNICAJA: Calloway (10), Dragic (2), Simon (12), Vázquez (11), Zoric (7) --cinco inicial--; Williams (10), Vidal (-), Lima (-), Panko (6) y Perovic (9).
--PARCIALES: 20-22, 22-12, 9-21, 14-12.

--ÁRBITROS: Sasa Pukl (SLO), Jakub Zamojski (POL) y Anastasios Piloidis (GRE). Eliminaron por faltas personales a Luka Zoric por parte de Unicaja.

--PABELLÓN: O2 World. 8.477 espectadores.