Unicaja asalta Moscú de la mano de un maravilloso Williams y acaba con una racha de 7 derrotas seguidas

Marcus Williams
Marcus Williams hizo un partido de killer (Foto: GETTY IMAGES)

http://encestando.es

Sin Andy Panko ni Kosta Perovic, Unicaja puso fin a su nefasta racha de 7 derrotas seguidas y se estrenó en 2013 dando la campanada en casa del CSKA (81-94). El cuadro moscovita perdió así su imbatibilidad en el ‘Top 16′ de la Euroliga, al que se aferran los de Jasmin Repesa merced a un tremendo Marcus Williams. Autor de 28 puntos para 27 de valoración, el base lideró el ataque del equipo andaluz, al cual rescató cuando peor lo estaba pasando en un tercer asalto de ensueño.

Con el estadounidense al mando de las operaciones, el conjunto malagueño disputó sus mejores minutos del curso hasta mediado el segundo cuarto, llegando a ponerse 17 tantos por encima de su adversario (28-45) tras materializar 8 triples. Sin embargo, un parcial de 15-2 liderado por Teodosic -13 ptos y 6 asistencias al descanso- volvió a meter en el partido a los de Messina (43-47), quienes incluso voltearon el marcador al inicio del tercer acto.

Pero entonces emergió de nuevo la figura del ‘playmaker’ angelino, que a los 12 tantos cosechados en la primera mitad añadió otros 16 solo en este periodo. De esta forma, Unicaja entró en el último asalto ganando por 61-70; una renta que nunca corrió peligro gracias al buen hacer de Vidal y de un Earl Calloway que supo dar buen relevo a su compatriota.